«Hay que luchar contra el analfabetismo medioambiental»

«Hay un aire de muerte, una idea de mortalidad en la mentira que es de forma precisa lo que más odio y detesto en el mundom lo que más me gustaría olvidar». Esta frase lapidaria es una de las que regala a sus lectores Joseph Conrad en su más conocida obra literaria, «El corazón de las tinieblas». Una frase que pone en boca de Charlie Marlow, un marinero británico -protagonista de su novela- que recorre el río Congo en busca de un tal Kurtz, el jefe de una explotación de marfil que adquiere un carácter simbólico y ambiguo. Este libro que denuncia los despropósitos del colonialismo en África es uno de los que ha servido a Félix Romero (Toledo, 1975) para inspirarse a la hora de escribir «El árbol de los pigmeos» (Editorial Círculo Rojo), que presenta este viernes, a las 18.00 horas, en la librería La Madriguera de Papel de Toledo (Avenida Madroño, 6).

«El árbol de los pigmeos» es una novela en la que el autor enseñar al lector aspectos de la geopolítica a través de los viajes que he hecho por África y, específicamente, por la cuenca del río Congo. En concreto, el libro cuenta la historia de Daniel Cabrera, un joven periodista con una vocación especial por las cuestiones medioambientales, quien durante una estancia en Bruselas conoce a Elías Ngoya, un congoleño particularmente comprometido con el futuro de los bosques de África central, emprendiendo un viaje físico y espiritual por esta región del mundo.

«La novela muestra al lector cómo, a través de la madera, España está conectada con África, ya que nuestro país es uno de los principales importadores de esta materia prima, con especies como el sapelli o el wengué, que son las que tenemos en muchos de los muebles de nuestras casas», explica Félix Romero a ABC. Detrás de todo ello hay una historia de gentes, de pueblos indígenas, de barbarie política local o producida por los estados europeos en la colonización del siglo XX, y de barbarie económica en la explotación de los recursos naturales por parte de las multinacionales hasta la actualidad. «Lo que yo intento es mostrar el continente africano no sólo desde la óptica de un europeo, sino visto desde allí», aclara el autor.

Una de las cosas que más impulsó a Félix Romero a escribir un libro sobre esta temática es su formación y su experiencia profesional en el ámbito de la gestión forestal, el desarrollo sostenible y la cooperación internacional, lo que le ha llevado a recorrer un buen número de países no sólo de África, sino también de Asia y América. Algo que ha sido posible también gracias a su afición por los viajes, el montañismo y por el hecho de ser integrante del Proyecto Cumbres del Pacífico, con el que han ascendido las montañas más altas de las cordilleras americanas para transmitir el respeto por el medio ambiente y por sus culturas milenarias. Un trabajo que se podrá contemplar igualmente en la exposición «Ojos del Salado: el volcán más alto del mundo», que escalaron en 2010 y cuyo contenido se muestra desde este viernes en la librería La Madriguera de Papel.

Concienciación medioambiental

En África, en concreto, Félix Romero estuvo trabajando durante ocho años en proyectos de cooperación sobre la gestión forestal sostenible en la cuenca del río Congo. «Algo muy pionero en España», destaca el autor, porque, por primera vez, recibieron financiación de la Agencia de Cooperación Española. «Todo lo que yo vi allí es increíble -señala- y, por eso, creo que la literatura es una herramienta más para llegar al lector inquieto y hacerle entender la situación o, por lo menos, darle otro punto de vista sobre nuestra forma de vida y el uso de la madera de manera sostenible».

«El corazón de las tinieblas», de Joseph Conrad, o «Ébano», Ryszard Kapuscinski, han sido libros de cabecera del escritor toledano para conocer un poco más esta región de África, pero la diferencia entre «El árbol de los pigmeos» y lo escrito hasta ahora radica en la contemporaneidad de la novela de Félix Romero, ya que cuenta lo que está sucediendo actualmente, no como las anteriores, y además, por primera vez, es una historia sobre África escrita por y para españoles.

Asimismo, a lo largo de las 202 páginas, el autor intenta dar una explicación de los procesos migratorios de africanos hacia Europa que, a su juicio, vienen heredados por cómo se han comportado con África los estados europeos y Estados Unidos durante décadas. Según su punto de vista, «las relaciones políticas y comerciales entre los países del Primer Mundo y los africanos han de ayudar a que este continente se desarrolle de otra manera, con un modelo sostenible que no perjudique al medio ambiente».

Para Félix Romero, «aunque cada vez hay menos recursos naturales en estado virgen debido al consumismo exacerbado, todavía hay una rendija para le esperanza porque, si no, ya estanríamos muertos». Los estados y la sociedad, en su opinión, están cada vez más concienciados con el medio ambiente y el cambio climático, aunque aún queda mucho trabajo por hacer. El autor de «El árbol de los pigmeos lo tiene claro y termina con una conclusión: «Hay que luchar contra el analfabetismo medioambiental».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!