«Hay motivos para sentirse orgulloso de la educación superior»

El Rey Felipe VI se ha desplazo este martes a Valencia para inaugurar el curso académico 2018-2019 a nivel nacional. El monarca ha presidido un solemne acto en la Universidad Politécnica de Valencia en el que ha estado acompañado por el ministro de Ciencia y Universidades, Pedro Duque; el presidente de la Generalitat, Ximo Puig; el presidente de la CRUE, Roberto Fernández Díaz, y el rector de la UPV, Francisco Mora, además de distintos rectores de otros centros.

Vítores y abucheos se han mezclado a su llegada de grupos de estudiantes que, de un lado, lo han recibido con banderas de España y, de otro, con gritos como «fora feixistes de la universitat o «los borbones, a las elecciones».

Ya durante el discurso, el Rey ha hecho un guiño a la enseñanza en estas instituciones en medio de las polémicas surgidas en torno a las titulaciones y los másteres. «Tenemos muchos motivos para estar orgullosos de la educación superior en España, aunque siempre debemos trabajar para que mejore, para que no pierda impulso y para su permanente adecuación a los tiempos. Su prestigio es también el prestigio de España», ha indicado.

Su Majestad ha resaltado la trascendencia de la formación universitaria «en la evolución de cualquier país, su proyección internacional y en la cohesión entre sus ciudadanos; y, en definitiva, en su futuro». Así, ha recordado que este año se cumple el 40 aniversario de la Constitución y el sistema universitario ha sido un elemento «clave» para afianzar el progreso económico y el avance cultural y social.

Felipe VI, junto a autoridades y rectores de otras universidades, este martes en la UPV
Felipe VI, junto a autoridades y rectores de otras universidades, este martes en la UPV – MIKEL PONCE

Esa conexión con la sociedad y la adecuación a los tiempos es, en su opinión, «más necesaria que nunca» porque «nadie puede entender una universidad encerrada entre sus propios muros ni una sociedad que ignore la función de una universidad en el siglo XXI». «España no puede permitirse que su educación superior se quede atrás. Muy al contrario, debe ir siempre por delante ofreciendo caminos y vías de progreso a la sociedad a la que sirve», ha manifestado.

Tras abogar por situar la universidad «en el lugar prioritario que le corresponde en el plano social y político», ha incidido en que la española es también «una de las más accesibles» y puede contribuir a reducir las desigualdades sociales.

Más financiación y nueva ley

Por su parte, tanto el presidente de la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas como el rector de la UPV han lanzado mensajes similares con peticiones de que se dote a la universidad de mayor financiación y que se elabore un margo legislativo acorde a la realidad del mundo académico.

El primero, Roberto Fernández Díaz, ha reclamado una nueva ley de universidades «sin partidismos» ni «corporativismos estériles» que dote a las instituciones académicas de mayor autonomía, autorresponsabilidad frente a su propio destino y flexibilidad, como también recursos económicos. El segundo, Francisco Mora, ha reivindicado que «la ciencia necesita recursos, no préstamos».

El ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque, se ha comprometido a aprobar una nueva norma «en un futuro no muy lejano» y a aumentar la financiación y los medios de los centros de educación superior.

En cuanto al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha advertido de que no se puede «seguir impasible» si el «descrédito llega al ámbito académico».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!