Hablar de econom√≠a, un “logro” que celebra el Frente de Todos en el final de la campa√Īa

Cristina Kirchner y Alberto Fernández Crédito: Twitter

La idea buscó correr del centro de la agenda las diferencias internas en el espacio opositor

Primero fue Cristina Kirchner, con sus menciones a las marcas Pindonga y Cuchuflito para referirse a los cambios en los h√°bitos de consumo de los argentinos. Despu√©s irrumpi√≥ An√≠bal Fern√°ndez, al comparar a Mar√≠a Eugenia Vidal con el femicida Ricardo Barreda. Antes de que esa pol√©mica se disipara, apareci√≥ de nuevo Cristina, para decir que “con la comida, estamos como Venezuela”.

Despu√©s de diez d√≠as de navegar en una agenda negativa, Alberto Fern√°ndez tiene algo para celebrar, aseguran en su entorno. Aunque a costa de recibir muchas cr√≠ticas, el precandidato presidencial del Frente de Todos consigui√≥ retomar la iniciativa y colocar la discusi√≥n sobre la econom√≠a en el centro del debate de campa√Īa.

“Ahora s√≠ nos sentimos jugando de local. M√°s all√° de las cuestiones t√©cnicas, que la gente no entiende, queda claro que Alberto quiere poner plata en el bolsillo de los trabajadores y de los jubilados. La gente s√≠ sabe lo que es la bicicleta financiera”, dijo a LA NACION un dirigente que frecuenta el comando de M√©xico 337, sede de las oficinas de Fern√°ndez. “Alberto le habla a la sociedad; no al sector financiero”, agreg√≥.

Apenas estall√≥ el debate sobre la viabilidad de reducir la tasa de inter√©s de las Leliq como m√©todo para aumentar las jubilaciones, Fern√°ndez se contact√≥ con su equipo de campa√Īa. Acordaron dejar las explicaciones t√©cnicas en boca de economistas cercanos al precandidato. Los exfuncionarios del Banco Central Mat√≠as Kulfas, Arnaldo Bocco y Miguel Pesce fueron los elegidos. Fern√°ndez se encarg√≥ de la defensa pol√≠tica. “Entre los bancos y la gente, yo voy a estar del lado de la gente”, dijo.

En su entorno aseguran que la propuesta sobre reducir la tasa de las Leliq no surgi√≥ como una respuesta improvisada, sino que est√° estudiada. “¬ŅC√≥mo vamos a reactivar la econom√≠a con esta tasa de inter√©s? Es inviable”, argumentan. Admiten, eso s√≠, que en este momento no se pueden precisar la magnitud de la disminuci√≥n de la tasa ni el nivel que tendr√° el d√≥lar en diciembre.

La otra frase de Fern√°ndez que genera pol√©mica, acerca de la necesidad de elevar el precio del d√≥lar, es asumida, dicen en el Frente de Todos, como el costo de dar una discusi√≥n de fondo. “El clima de inestabilidad no lo genera Alberto. Lo genera el Gobierno, al sostener esta estabilidad artificial con la plata del FMI. Que se saquen la careta y digan lo que est√° pasando”, responden los laderos del precandidato a la pregunta sobre los eventuales efectos de las declaraciones sobre el valor de la divisa.

Objetivo cumplido

La instalaci√≥n del debate econ√≥mico es desde el inicio de la campa√Īa el objetivo n√ļmero uno del comando de la calle M√©xico. As√≠ se lo hicieron saber Santiago Cafiero, jefe de campa√Īa, y Juan Courel, responsable de la elaboraci√≥n del mensaje proselitista, a m√°s de 300 voceros y encargados de prensa reunidos a principios de mes en el barrio de San Telmo.

En el instructivo que se les reparti√≥ en esa oportunidad se recomendaba de manera expl√≠cita no enfrascarse en debates sobre la gesti√≥n anterior ni embarrarse en discusiones que pod√≠an resultar nocivas para captar al electorado indeciso. Se planteaba concretamente “no caer en la trampa” de discutir sobre la situaci√≥n de Venezuela. “Es una campa√Īa de contraste propositiva”, les dijo Courel, con lenguaje t√©cnico, para explicarles que deb√≠an diferenciarse del oficialismo con propuestas.

La primera en violar el instructivo fue Cristina. Sin preguntas de por medio, la expresidenta se meti√≥ en la boca del lobo: sin condenar las violaciones de los derechos humanos en el pa√≠s que gobierna Nicol√°s Maduro, dej√≥ la cancha servida a sus adversarios. Alberto Fern√°ndez tuvo que diferenciarse ayer, en la entrevista que dio a LN+, como ya hab√≠a hecho con la frase de la expresidenta sobre el “interrogatorio” al que la hab√≠a enfrentado Luis Novaresio, en alusi√≥n a una entrevista que el periodista le hizo en 2017.

Las declaraciones de An√≠bal Fern√°ndez no solo corrieron el eje de la campa√Īa, sino que desnudaron las diferencias que existen en el interior del frente opositor. Tras haber calificado a An√≠bal Fern√°ndez de “salame”, Ofelia Fern√°ndez, la joven precandidata a legisladora porte√Īa, fue cuestionada en Twitter por la senadora bonaerense de Unidad Ciudadana Teresa Garc√≠a. Atenta a las prioridades fijadas por el comando electoral, Garc√≠a despu√©s borr√≥ el tuit.

ADEM√ĀS

Lee m√°s: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!