«Ha sido la historia de un gran fracaso»

En su discurso en la segunda sesión de la investidura, Pablo Casado ha sido claro con Pedro Sánchez. Ha cargado la responsabilidad de no haber alcanzado acuerdos de manera exclusiva al candidato socialista de la misma manera que éste se la achacó a Mariano Rajoy en la investidura fallida de 2016.

«Usted exigía que le extendiéramos un cheque en blanco», ha subrayado el líder popular. «No puede seguir jugando a la ruleta rusa con nuestro futuro y encima pedirnos que pongamos la bala», le ha reprochado, antes de remachar su intervención subrayando que los populares «solo nos debemos a España y su gobierno sería una amenaza para su futuro».

El líder popular ha calificado la sesión de investidura como «una de las páginas más lamentables de la historia reciente de España», y ha criticado que Sánchez y sus socios hayan sido « incapaces de pactar para construir sino solo pactar para destruir».

En esta línea, ha denunciado las negociaciones entre Podemos y el PSOE como una «encarnizada lucha de poder» y un «espectáculo bochornoso». También ha sido muy contundente con el proceso de investidura de Sánchez, que el líder de los populares ha sido «la historia de un gran fracaso» y ha definido como un «zoco de vanidades» que los españoles no «merecen» y en el que solo importan los «cargos» y las «prebendas».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!