Guo Guangchang, nuevo amo del turismo en Canarias

Guo Guangchang es el nuevo amo del turismo en las islas Canarias. El multimillonario chino es el presidente de Fosun International Limited e integrante de la XII Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino se hace dueño de Thomas Cook, como adelantó ABC el pasado mes de julio. Tiene un patrimonio superior a los 7.000 millones de euros. El operador turístico es el socio de referencia en España de hoteleras como Lopesan.

La empresa de Guo Guangchang es uno de los mayores conglomerados de China. Durante la última década, ha gastado miles de millones de dólares en empresas de salud, turismo y moda en los Estados Unidos y Europa. Además de Club Med, Fosun International también posee el equipo de fútbol de la Premier League inglesa Wolverhampton Wanderers FC. Fosun dijo a principios de este año que adoptará una estrategia de activos ligeros y ejecutará los resorts Club Med que planea lanzar en China y otros países bajo contratos de gestión.

Guangchang practica Tai Chi, que a su juicio consise en: «esperar y golpear en el momento correcto», dijo en 2014 a FT. «Invertir es similar a hacer Tai Chi. Nadie tiene una ventaja de velocidad permanente en el mercado debido a los límites de la inteligencia y la visión humana. Su ventaja proviene de su capacidad para sentir el cambio más rápido y tomar medidas decisivas más rápido».

Fosun ha confirmado este mes de agosto que inyectará 495 millones de euros en Thomas Cook en el marco del plan de recapitalización del touroperador, la misma cantidad que aportarán los bancos acreedores para el rescate de la compañía turística británica, fundada en 1841 y una de las más antiguas del mundo.

La compañía de viajes más antigua del mundo y pionera del paquete turístico en Canarias junto a Preussag, ahora TUI, ha luchado con una intensa competencia en destinos populares como el archipiélago, altos niveles de deuda y un verano inusualmente caluroso en 2018 que redujo sus reservas de última hora. La carga de la deuda significó que la compañía tuvo que vender 3 millones de paquetes vacacionales al año solo para pagar los intereses.

Russ Mold, director de inversiones del corredor AJ Bell, apunta que «los inversores simplemente están tratando de cobrar y cristalizar cualquier valor que quede en su inversión antes de la refinanciación, por temor a que no quede nada si esperan», dijo.

El plan de recapitalización, liderado por Fosun, que controla el 17% del capital de Thomas Cook, implica como ya se había avanzado la reorganización de la propiedad de los negocios aéreo y de touroperación de la británica. Fosun pasará a ostentar al menos el 75% del capital del touroperador y el 15% de la división de aerolíneas del grupo, mientas que los bancos acreedores convertirán la deuda en capital y controlarán el 75% del capital de sus aerolíneas y hasta el 25% del negocio de touroperación, ha detallado la compañía.

El plan de recapitalización propuesto no afecta a los acreedores comerciales o clientes. Se espera que los actuales accionistas diluyan significativamente su participación como parte de la recapitalización, aunque pondrán participar en los términos que acuerden la compañía, Fosun y los acreedores financieros involucrados.

La intención del consejo de administración es mantener la cotización, si bien advierte que la puesta en marcha del plan de rescate puede provocar la exclusión de Bolsa de la compañía. Thomas Cook anunció en julio la negociación con su mayor accionista Fosun para una nueva inyección de capital en el grupo turístico por parte de la china. El anterior compromiso de Fosun era invertir 330 millones de euros en el grupo turístico con el objetivo de dotar de liquidez a la compañía.

La compañía ha achacado al «ritmo lento» de las reservas de verano a los efectos del «Brexit», a la pasada ola de calor que ha hecho dudar a los viajeros y también a los «altos precios» de las islas Canarias. Thomas Cook, que ha revisado a la baja sus previsiones anuales hasta en tres ocasiones, presentó unos «números rojos» de 1.810 millones de euros en su primer semestre fiscal, lo que supone multiplicar por 6,6 veces las pérdidas de un año antes. Su deuda asciende a 1.247 millones de libras (1.372 millones de euros) a cierre de la primera mitad de su ejercicio fiscal.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!