Gu√≠as telef√≥nicas. Cuestan $100 millones al a√Īo y casi no se usan

Las gu√≠as papel ya desparecieron en Espa√Īa y Holanda Cr√©dito: Shutterstock

Si bien el Gobierno aboga por la modernizaci√≥n del sector de las telecomunicaciones, persisten all√≠, como en otros rubros, algunas normas de anta√Īo que suponen obligaciones que quedaron desactualizadas con respecto a las costumbres de hoy. Por el decreto 62 de 1990, que llam√≥ a concurso p√ļblico para privatizar Entel, las licenciatarias, es decir Telef√≥nica y Telecom, est√°n obligadas a suministrar anualmente en forma gratuita la gu√≠a telef√≥nica, un gasto anticuado del que se quejan y les cuesta al menos $100 millones cada a√Īo.

Telef√≥nica fue la primera en plantear sus quejas y es que, a fines del a√Īo pasado, el Consejo de Ministros de Espa√Īa aprob√≥ un real decreto que elimin√≥ la obligatoriedad tanto de las gu√≠as telef√≥nicas como del servicio de consulta telef√≥nica sobre n√ļmeros de abonado. Es decir que en la casa matriz ya no est√°n obligados a imprimirlas.

Tambi√©n quiere dejar de incurrir en ese gasto en la Argentina. Seg√ļn los c√°lculos de la empresa multinacional espa√Īola.

Fuentes de Telecom tambi√©n creen que la obligatoriedad de impresi√≥n de las gu√≠as ser√≠a parte del “reglamento en desuso de la regi√≥n que requiere una revisi√≥n profunda”.

“La gente no las recibe porque tienen miedo por la inseguridad y no est√° claro si actualmente existe esa capacidad de impresi√≥n en el pa√≠s. Hoy todo est√° online. Es una obligaci√≥n que qued√≥ vieja y que data de cuando la telefon√≠a fija era el √ļnico servicio, mientras que ahora est√° en una curva descendente”, se√Īalaron en di√°logo con LA NACION.

En diciembre de 2018 tambi√©n sucumbi√≥ la gu√≠a holandesa tras 140 a√Īos de historia. La editorial DTG, encargada de las P√°ginas Amarillas, hab√≠a digitalizado las gu√≠as en 1996 y habl√≥ con el Ministerio de Econom√≠a holand√©s para no prolongar su publicaci√≥n en papel. Seg√ļn las √ļltimas cifras de DTG, citadas por el diario El Pa√≠s de Espa√Īa, s√≥lo un 2% de la poblaci√≥n las encontraba indispensables.

Internet precipit√≥ las cosas, pero a partir de 2008 DTG tambi√©n recibi√≥ miles de peticiones para que dejara de imprimir las gu√≠as por motivos medioambientales. En 2012, el Congreso se mostr√≥ proclive a suprimirlas porque los vol√ļmenes terminaban en la basura. Entonces se pens√≥ en distribuirlos solo a suscriptores, de forma gratuita, pero la idea no prosper√≥.

Lee m√°s: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!