Greta Thunberg, ¿golpe de teatro?

Fiel a sus principios por usar medios de transporte dejando la menor huella de carbono posible, la joven activista ecologista Greta Thunberg decidió cruzar el Atlántico a vela para asistir a la cumbre mundial climática organizada en la sede de la ONU en el IMOCA «Malizia», del alemán Boris Herrmann, apadrinado por monegasco Pierre Casiraghi.

Su decisión ha despertado el debate, como en toda acción que emprende Greta. Una de las criticas es que su travesía no va a suponer un ahorro real de emisiones aéreas, pues se efectuarán cuatro desplazamientos en avión. Dos tripulantes volarán a Nueva York para el transporte de vuelta a Europa, y desde Nueva York Casiraghi y Herrmann volarán de regreso. Cuatro idénticos trayectos que

Carlos Pich Martínez

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!