Grande-Marlaska asegura que la exhumación de Franco se hará con «sigilo» para que «no sea un espectáculo»

S.E.

El ministro de Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, ha afirmado este miércoles que «no queremos un espectáculo» de la exhumación de Franco, que, ha dicho, «se hará con el suficiente sigilo y sin interferir en la vida». Lo ha dicho tras asistir al acto central del Día de la Policía Nacional, celebrado este mediodía en Logroño.

El momento de la exhumación e inhumación del dictador «será un día para la seriedad y, sobre todo, para la democracia», ha dicho el ministro. Grande-Marlaska ha manifestado también que «la resolución ayer del Tribunal Supremo, nuestro Alto Tribunal, marca un hito, una victoria de la democracia», según ha informado Europa Press.

«Que repose —ha añadido— con la dignidad que merece todo ser humano, pero lo que no podía ser era la exaltación a diario de un dictador, con el consiguiente menosprecio a tantas víctimas que sufrieron su dictadura», ha declarado el ministro de Interior. Grande-Markaska ha afirmado que, para llevar a cabo la salida de Franco del Valle de los Caídos y su posterior entierro en el cementerio de El Pardo, «se abrirá el protocolo de seguridad preciso para que todo se haga con la mayor diligencia posible y obviando el espectáculo».

«Esto es una victoria de la democracia, pero la democracia no se nutre de espectáculos, se nutre de seriedad y de ejecutar lo que viene acordado a la ley», ha subrayado. Preguntado sobre qué pasará con el Valle de los Caídos tras la exhumación de Franco, el ministro de Interior ha considerado que es «algo que hay que pensar y llegar a la unanimidad de la ciudadanía» porque «todos queremos que haya un lugar de reencuentro».

Pendientes de una licencia de obra

El Tribunal Supremo avaló ayer por unanimidad la exhumación de los restos de Francisco Franco del Valle de los Caídos, allanando el camino al proyecto de Pedro Sánchez y rechazando todas las alegaciones de la familia del dictador. La ejecución de la decisión cuenta todavía con un escollo material: la paralización de la licencia de la obra por parte de un juez de Madrid, un obstáculo real que el Gobierno en funciones infravaloró ayer al expresar su alegría por la decisión del Alto Tribunal. Habrá que esperar también a la respuesta del Tribunal Constitucional ante la previsible petición de medidas cautelares por parte de la familia Franco. Informan Nati Villanueva y Luis P. Arechederra.

Los magistrados de la sala de lo contencioso-administrativo del Supremo dieron luz verde a la exhumación por «razones de interés general», un motivo por el que rechazaron «en su totalidad» el recurso de la familia Franco, según informaron fuentes jurídicas. La desestimación de todas las pretensiones significa que el Supremo ve conforme a Derecho la prohibición del Ejecutivo de inhumar al dictador en la cripta de la Catedral de La Almudena, donde la hija del dictador, Carmen Franco, compró en 1987 una sepultura a perpetuidad con espacio para varios cuerpos. El objetivo de la familia, si no lograba evitar la exhumación, era llevar sus restos allí.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!