Giro en el caso Orlandi: el Vaticano descubre dos osarios y los abrir√° ante su familia

La familia Orlandi pide justicia por su hija

Los peritos forenses buscan los restos de la joven, que desapareció en 1983

CIUDAD DEL VATICANO.- La misteriosa desaparici√≥n en 1983 de Emanuela Orlandi, hija de un empleado del Vaticano , tom√≥ un nuevo giro con las excavaciones de los √ļltimos d√≠as en un cementerio local: el descubrimiento de dos osarios debajo de una boca de tormenta, que se abrir√°n el pr√≥ximo s√°bado, seg√ļn anunci√≥ la Santa Sede.

A pedido de la familia de Emanuela Orlandi, que ten√≠a 15 a√Īos cuando desapareci√≥, se abrieron el jueves pasado las llamadas Tumba del √Āngel, donde se cre√≠a que estaban enterradas la princesa Sof√≠a von Hohenlohe, fallecida en 1836, y la princesa Carlota Federica de Mecklemburgo, que muri√≥ en 1840. Pero ambas estaban vac√≠as.

La familia Orlandi buscaba los restos de la joven tras recibir algunas pistas an√≥nimas que afirmaban que podr√≠a estar enterrada en el Cementerio Teut√≥nico, ubicado en el interior de las murallas vaticanas. “Busquen donde indica el √°ngel”, dec√≠a el an√≥nimo que recibieron junto a una foto de la tumba. Seg√ļn se√Īal√≥ la familia tras recibir la carta, se descubri√≥ que la tumba se hab√≠a abierto una vez y que hab√≠a elementos que no coincid√≠an, como la fecha de la estatua que indicaba el an√≥nimo y la de la losa, donde se encuentra una inscripci√≥n. Algo que har√≠a pensar que el espacio fue utilizado a escondidas para dar sepultura a la joven.

El Vaticano dijo tras la apertura del jueves que se habían realizado varias obras estructurales en el colegio y el cementerio cerca de la Basílica de San Pedro a partir del siglo XIX y luego en la década de 1970, al tiempo que el fiscal ordenó nuevas investigaciones.

Seg√ļn anunci√≥ ayer el vocero vaticano, Alessandro Gisotti, esas pericias identificaron “dos osarios situados bajo el pavimento de una zona en el interior del Pontificio Colegio Teut√≥nico cubierta por una boca de tormenta”.

Gisotti destac√≥ que el promotor de justicia del Estado de la Ciudad del Vaticano, Gian Piero Milano, decidi√≥ sellar inmediatamente los dos osarios, “para el posterior examen y recuperaci√≥n de los materiales √≥seos que all√≠ yacen, siempre dentro del √°mbito y en las formas requerida por las actividades de investigaci√≥n”. La fiscal√≠a orden√≥ que sean abiertos el pr√≥ximo s√°bado en presencia de peritos forenses. Adem√°s, el Vaticano convoc√≥ a la familia de Orlandi. Los expertos consideran, en principio, que los restos de las princesas pudieron haber sido trasladados a ese lugar por las obras de ampliaci√≥n.

Orlandi desapareci√≥ en 1983 tras salir del departamento de su familia en el Vaticano para asistir a una clase de m√ļsica en Roma. Su padre, Ercole Orlandi, era un empleado del Vaticano.

La desaparición de la joven, uno de los grandes misterios de Italia, estuvo rodeada por varias teorías conspirativas, desde la implicación de hombres de la curia vaticana hasta la Banda de la Magliana (la mafia de Roma) o la relación con el atentado al papa Juan Pablo II a manos del turco Ali Agca.

Eran tiempos en los que en Italia se cruzaban las Brigadas Rojas y los escuadrones fascistas. La Logia P2 se encontraba en el centro de todos los escándalos políticos y la mafia acababa de desafiar al Estado. La desaparición de Orlandi fue un nexo entre todos esos mundos criminales.

En 2017, un periodista de investigación italiano causó sensación al publicar un documento robado de un mueble cerrado en el Vaticano, que insinuaba que la Santa Sede estaba implicada en la desaparición. El Vaticano rechazó las acusaciones y dijo que el documento era falso, pero no explicó por qué se encontraba en ese mueble. El presunto autor del documento habría sido un cardenal, y los papeles supuestamente incluían una lista de gastos para el mantenimiento de Orlandi.

Pietro Orlandi, hermano de la joven, le exige desde hace mucho tiempo al Vaticano que le brinde a la familia pleno acceso a toda la informaci√≥n sobre la desaparici√≥n. “Mucha gente me dice: ‘Olv√≠dalo, disfruta tu vida, no pienses m√°s sobre eso'”, dijo Pietro. “Pero no puedo. No podr√© estar en paz hasta que no sea resuelto”.

La abogada de la familia, Laura Sgro, se mostr√≥ satisfecha con la continuidad de las investigaciones y el descubrimiento de los dos osarios. “Nuestro inter√©s es cooperar activamente con los fiscales del Vaticano para entender mejor c√≥mo esas dos tumbas podr√≠an haber estado vac√≠as”, dijo en un comunicado. “Si entendemos juntos, es mejor”.

Un misterio de 36 a√Īos

Emanuela Orlandi Fuente: LA NACION

  • Hija de un empleado del Vaticano, Emanuela Orlandi desapareci√≥ en 1983, cuando ten√≠a 15 a√Īos
  • El jueves pasado se abrieron las tumbas de dos princesas alemanas del siglo XIX en el cementerio del Pontificio Colegio Teut√≥nico con la esperanza de hallar los restos de Orlandi, cuya familia hab√≠a recibido una denuncia con una posible pista

Agencias ANSA, AP y AFP

ADEM√ĀS

Lee m√°s: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *