«Fue absolutamente lamentable y penoso»

El lendakari, Iñigo Urkullu, ha calificado de «absolutamente lamentable y penoso» lo ocurrido en el debate de la fallida investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno, ante la falta de un acuerdo de Gobierno con Unidas Podemos, y ha realizado un llamamiento a explorar vías de diálogo para garantizar la gobernabilidad del Estado antes del 23 de septiembre, fecha en la que se disolverían las Cortes Generales para convocar nuevas elecciones.

Además, considera «muy preocupante» que, desde el año 2015, esté «en cuestión» la estabilidad del Estado español por la «carencia absoluta de sentido de Estado», y ha insistido en que esto también afecta a los vascos, que tienen «paralizado» el cumplimiento de su Estatuto de Autonomía.

En declaraciones realizadas durante su visita al Hospital de Urduliz (Vizcaya), Urkullu ha señalado que siguió en directo ayer el desarrollo del pleno de investidura, en la segunda votación, y ha asegurado que le pareció «absolutamente lamentable y penoso».

A su juicio, este «no es el ejercicio político que la ciudadanía exige a quienes representan a la ciudadanía». «Más parecía un ejercicio de tener que lavar las conciencias de cada uno, haciendo cada uno su relato, entre quienes supuestamente han tenido la disposición a dialogar y, en su caso, negociar», ha añadido.

No obstante, ha apuntado que este jueves «se evidenció que, si ha habido esa disposición a dialogar y sin entrar en lo que ha sido el tiempo que han dedicado a ello, no parece que haya habido voluntad de acuerdo». «Y que ayer públicamente se tuviera que escenificar de esta manera, como se hizo, es realmente penoso y lamentable a los ojos del ejercicio político que los que representamos a la ciudadanía tendríamos que hacer de manera discreta y con la voluntad de acuerdo», ha manifestado.

La gobernabilidad «puesta en cuestión»

En este sentido, ha indicado que le pareció «muy preocupante» lo ocurrido «tras cinco años en los que el Estado español vive la situación de gobernabilidad puesta en cuestión y también de su estabilidad».

«Me resultó preocupante observar que, tras cuatro años, desde el año 2015, sigamos en esta situación, con una interpretación de carencia absoluta de sentido de Estado, y es curioso que esto lo tenga que decir un lendakari de una Comunidad Autónoma con un Gobierno singular, pero que también aspira a una relación en el Estado y con el Estado que redunde en un autogobierno, y en función del bienestar de los ciudadanos vascos», ha añadido.

Iñigo Urkullu ha insistido en que esto se ve «paralizado, incluso en el cumplimiento del Estatuto de Autonomía, comprometido por parte del Gobierno español en funciones para con el Gobierno Vasco y las instituciones vascas, con el Parlamento Vasco».

«Deseo y espero que, en el tiempo que resta hasta cumplir el plazo, hasta el 23 de septiembre, quienes tienen una mayor responsabilidad en explorar las vías de diálogo, pero con voluntad de acuerdo para, teniendo sentido de Estado, también dotar de gobernabilidad al Estado, lo puedan hacer. Y que cada uno en este verano que afrontamos cumpla con los quehaceres que tiene para sí mismo», ha concluido.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!