Francisco se unió al clamor mundial por los incendios en la selva

Fuente: AFP РCr̩dito: Andreas Solaro

En el ángelus, pidió esfuerzos para frenar el desastre ambiental

ROMA.- Como era de esperar, vista la preocupación que desde el comienzo de su pontificado tuvo por el medio ambiente y el cuidado de la “casa común”, el Papa sumó ayer su voz al coro que se levantó en todo el mundo para reclamar que se haga algo para detener los terribles incendios que están devastando la Amazonia.

“Estamos todo preocupados por los vastos incendios que se han desarrollado en Amazonia”, reconoció Francisco, que en la tradicional oración mariana del ángelus pidió que “con el compromiso de todos”, los incendios “sean domados lo antes posible”. “Ese pulmón de selvas es vital para nuestro planeta”, agregó, desde la ventana de su despacho del Palacio Apostólico.

El Papa ya había advertido que era urgente para la Amazonia “un cuidado particular por su enorme importancia para el ecosistema mundial”, en la encíclica Laudato Si’, la primera de un pontífice dedicada al medio ambiente, pero también a los pobres. En este documento, publicado en 2015, en efecto, el exarzobispo de Buenos Aires llamó a “escuchar el clamor de la tierra como el clamor de los pobres”.

Preocupado sobre la Amazonia desde que participó en la reunión de los episcopados latinoamericanos en Aparecida, Brasil, en 2007, el Papa también convocó a un sínodo (reunión de obispos) especial sobre este tema, que tendrá lugar en octubre próximo (del 6 al 27).

El objetivo de esta convocatoria es “identificar nuevos caminos para la evangelización de esa porción del pueblo de Dios, especialmente de los indígenas, a menudo olvidados y sin la perspectiva de un porvenir sereno, también debido a la crisis de la selva amazónica, pulmón de capital importancia para nuestro planeta”, explicó.

Francisco pisó la selva amazónica cuando visitó la localidad de Puerto Maldonado, Perú, en enero de 2018. Tres años antes, en la encíclica Laudato Si’, al hablar de la Amazonia y la cuenca fluvial del Congo como “grandes pulmones del planeta”, denunció que “no se pueden ignorar los enormes intereses económicos internacionales que, bajo pretexto de cuidarlos, pueden atentar contra las soberanías nacionales”.

ADEMÁS

Lee más: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!