Fotoversos

Un punto luminoso que parpadea en lo alto de una noche de noviembre sin estrellas. Algo que acompaña al que a esa hora se arrepiente. Y el que se arrepiente suele perder fácilmente la mirada. Un espectador con la mirada perdida en una de las incómodas salas del arrepentimiento. Un poeta demente harto de buscar en lo oscuro del pecado la penitencia. Un poeta que no quiere ser poeta. En lo alto de una noche de noviembre sin estrellas la mirada herida de alguien como Lord Byron.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!