Ford Almussafes producirá 7.000 motores más de los previstos para finales de octubre

La fábrica de la compañía Ford en Almussafes (Valencia) producirá 7.000 motores más de los previstos para final de año, que deberán estar listos antes del 26 de octubre. Por ello, la empresa ha planteado un turno de producción todos los sábados de septiembre y octubre, además de los días del puente de octubre -9, 10, 11 y 12-. Los sindicatos CCOO, UGT y STM-Intersindical han aceptado estas medidas siempre que las horas extras sean voluntarias, mientras que CGT aboga por aumentar la producción diaria y la plantilla.

La empresa ha trasladado este viernes a los sindicatos, durante la Comisión Consultiva, la necesidad de producir 7.000 «motores 2.0» más de los previstos para final de año, principalmente para los modelos Edge, Fusión y Escape (Kuga en el mercado americano).

Para ello, la factoría ha planteado un turno de producción todos los sábados de septiembre y octubre, además de los días del puente de octubre, que, en un principio, afectaría tan solo a Montaje de Motores y no a Mecanizados.

Esas jornadas se pagarán como horas extra de código A, es decir, las propias de jornadas extraordinarias de producción. Además, quienes trabajen voluntariamente los días 10 y 11 de octubre, que estaban previstas como vacaciones colectivas en el calendario de los empleados, podrán disfrutarlos como días individuales en lo que resta de año y durante todo el año 2020.

En este contexto, el representante de STM, Paco González, ha mostrado su “alegría” por el aumento de la demanda, aunque también se ha mostrado sorprendido por los “continuos vaivenes” en la producción, que achacan a “una manifiesta falta de previsión de la dirección”.

“Nuestro sindicato siempre ha estado y está en contra de las horas extra. Creemos que hay que hacer tan solo las mínimas imprescindibles y que el resto ha de trasladarse a empleo, es decir, aumentar la plantilla”, ha reivindicado, pero ha precisado que “siempre que esas jornadas de producción sean voluntarias, no se fuerce ni presione a ningún compañero o compañera y se permita disfrutar esos dos días –10 y 11 de octubre– cuando el trabajador decida hasta finales del año 2020, no nos opondremos”.

UGT ve el acuerdo «muy satisfactorio»

Por su parte, el representante de UGT y presidente del Comité de Empresa, Carlos Faubel, ha resaltado en declaraciones a Europa Press que se trata de un acuerdo “muy satisfactorio para los intereses de los trabajadores”, aunque ha admitido que se trata de una situación “un tanto imprevista”.

“No es lo mismo trabajar para el mercado europeo que el cien por cien de producción para EEUU. Trae estas cosas, se funciona otra manera. Tenemos que intentar adaptarnos porque, lógicamente, tampoco puedes decir que no habiendo la posibilidad, porque se perderían clientes y eso no le interesa a nadie”, ha subrayado.

En este sentido, ha destacado que hasta ahora han sido “capaces de articular las mejores fórmulas” para adaptarse a los flujos en los niveles de producción para que “salgan todos los intereses cubiertos, de los trabajadores y de la demanda”.

CCOO no pondrá «ningún impedimento» si el trabajo extra es voluntario

El representante de CCOO, José Arocas, ha recalcado que desde su sindicato no pondrán “ningún impedimento en que la producción extraordinaria salga” siempre que el trabajo extra sea voluntario. “Si no lo hacen voluntario y obligan a los trabajadores a ir, CCOO se posicionará en contra”, ha advertido.

Arocas se ha mostrado sorprendido de que la convocatoria de la reunión ha sido “de hoy para mañana” y ha señalado que han acudido a la comisión “con todas las alertas enchufadas” porque pensaban que se trataba de una mala noticia, al tiempo que ha añadido que desde la empresa conocían la noticia pero no han informado hasta ahora porque “lo han confirmado esta semana”.

CGT ve «más razonable» aumentar los turnos

Por su lado, el representante de CGT, Mariano Bosch, ha explicado que se han posicionado en contra y han abogado por aumentar la producción diaria y el personal. “No hay problema, es reforzar el turno de producción y la producción diaria. Es más razonable, entendemos que no hay ningún problema”, ha sostenido.

Bosch ha señalado que la empresa les ha indicado que habían estudiado esa propuesta pero “dada la premura no es posible”, ha lamentado. “Entendemos que sí es posible, no es una cuestión tan trascendental para no poder realizarlo, no hay ningún impedimento técnico”, ha insistido.

Esta noticia llega después de que la factoría retomara la actividad este lunes inmersa en la preparación del lanzamiento del nuevo Kuga, con un descenso de la producción de unas 100 unidades al día, y en el ecuador de un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) de cuatro días que finalizará en septiembre.

La planta valenciana, que emplea a unas 8.000 personas, ha logrado esquivar de momento los efectos más duros del plan de reestructuración que llevará a cabo la firma automovilística estadounidense en el continente europeo en 2020, donde prevé recortar unos 12.000 empleos y cerrar 18 factorías.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!