Fomento, el Consell y el Ayuntamiento se comprometen a terminar el Parque Central de Valencia

El Ministerio de Fomento, la Generalitat y el Ayuntamiento de Valencia se han comprometido para terminar el Parque Central de la ciudad, del que faltan todavía un 60% de sus obras por ejecutar y que incluyen el soterramiento de las vías del tren y la ejecución de una nueva estación. El próximo 11 de enero, se suscribirá la renovación de ese compromiso.

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y el alcalde de Valencia, Joan Ribó, han visitado este lunes este nuevo parque, que se encuentra ejecutado al 40% y que se ubica sobre una extensión de once hectáreas.

Según ha informado Ábalos, el ministerio asumirá las infraestructuras que había asumido anteriormente, como son la ejecución de un túnel pasante y una nueva estación central, aunque ha considerado necesario dar un “nuevo impulso” a un convenio que data de 2003.

En aquel año, ha detallado el ministro, el coste de todas estas intervenciones, se estimó en unos 800 millones, pero la realidad es que el coste podría ascender actualmente a más de 3.100 millones.

“La estación central se presupuestó en unos 200 millones de euros, pero según estudios actuales el coste podría rondar los 1.096 millones”, según Ábalos, quien ha responsabilizado de este incremento no tanto a la carestía como al hecho de que los costes “se estimaron como se estimaron”.

“Por eso hace falta un nuevo convenio”, ha insistido Ábalos, quien ha recordado que el proyecto del Parc Central se empezó a pensar en 1986 con Clementina Ródenas como alcaldesa, y que fue Rita Barberá quien convocó el concurso de ideas en 2011.

“Infraestructuras como estas son consecuencia de muchas intervenciones, por parte de varias administraciones, y trascienden a muchos gobiernos”, ha afirmado Ábalos.

El anuncio de la renovación del citado convenio ha sido bien recibido por el alcalde de Valencia, Joan Ribó, quien ha recordado que “hace años, al reivindicar estas actuaciones nos encontrábamos con un frontón”, aunque ha advertido de que si no acomete rápido el soterramiento de las vías del tren “Valencia volverá a ser el semáforo de Europa”.

Zona ajardinada en el nuevo espacioverde abierto al p̼blico РMIKEL PONCE

En este mismo sentido se ha expresado el president de la Generalitat, Ximo Puig, quien ha destacado que el Parc Central se encuentra al 40% de ejecución y que el objetivo final pasa por el soterramiento de las vías y la construcción de un eje pasante que atraviese toda la ciudad.

Abierto al público

El Parc Central, que ha abierto este lunes oficialmente sus puertas a los vecinos de la ciudad, se extiende sobre más de 110.000 metros cuadrados, desde la espalda de la Estación del Norte hasta el acceso sur de la ciudad, y conecta dos grandes barrios del ensanche de Valencia, como son Ruzafa y Malilla.

La actuación en este parque ha ido ligada a una operación ferroviaria, de modo que ha constituido un elemento clave en la planificación urbanística de la ciudad, y su futuro desarrollo -tiene una superficie total prevista de más de 230.000 metros cuadrados- irá necesariamente ligado a la transformación ferroviaria que supondrá el soterramiento de las vías y la construcción de una Estación Central definitiva.

De hecho, la construcción del parque ha ido ligada a la disponibilidad del suelo ferroviario y se ha realizado por fases.

Así, se ha ejecutando la fase primera en la zona Ruzafa-Malilla, un ámbito delimitado por la playa de vías, la calle Filipinas y la avenida Peris y Valero, en una actuación que supone el 40 % del total del parque.

En opinión del alcalde de València, Joan Ribó, “se trata de una actuación necesaria para la recuperación de un espacio que ha dividido históricamente la ciudad en dos pero que ahora actuará como gran eje vertebrador”.

El Parc Central es un proyecto diseñado por la paisajista estadounidense Kathryn Gustafson, junto a un equipo de empresas (las valencianas Nova Ingeniera y Grupotec, y Borgos Pieper).

Se estructura en torno a una red de paseos y senderos de agua que conectan entre sí los diferentes espacios, cada uno de los cuales tiene un tratamiento específico en función de sus usos y su propia tipología botánica.

En su diseño se han combinado praderas, jardines florales, arbustos y arbolado, con espacios para todas las edades, e incluyendo la recuperación de varios edificios protegidos.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!