Ferm√≠n Morales: ¬ęLas condenas del Proc√©s ir√°n de 6 a 15 a√Īos¬Ľ

La sentencia. Ser√° la sentencia m√°s importante para el sistema pol√≠tico heredado de la Transici√≥n. La fecha. -Los tribunales manejan los tiempos. Y es razonable que el Supremo, ante una sentencia tan importante, tenga responsabilidad institucional. Independencia judicial. Independencia no significa inconexi√≥n. Montesquieu dijo que los poderes del Estado tienen que ser independientes pero tienen que estar articulados. Suena a pasteleo. No. De ninguna manera. El cantonalismo entre los poderes lleva al caos. ¬ŅPor qu√© es peligroso que los ciudadanos conozcan la sentencia antes de acudir a votar ante una posible repetici√≥n electoral? El problema no es la influencia en el voto que pueda tener la sentencia, sino que la naci√≥n carece de un gobierno estable para gestionar las posibles reacciones. Eso es proteger a una parte. Eso es responsabilidad institucional. Marchena. Es uno de los espa√Īoles de los que te puedes fiar porque colm√≥ sus vanidades de muy joven y ya no tiene que hacer estragos. Es un tipo sobresaliente. Soy mon√°rquico, pero si Espa√Īa acabara siendo una rep√ļblica, Manuel Marchena es el √ļnico nombre que se me ocurre para presidirla. Marchena es el flotador de Espa√Īa. De los muy pocos. Vivimos en una nueva Edad Media. El pensamiento ilustrado, el liberalismo social y el Estado de Derecho est√°n en absoluta crisis. Impostores. Con la ca√≠da del Muro de Berl√≠n, nos quedamos sin bien y mal, sin polos. Nos hemos vuelto locos. No hay reglas, nadie se f√≠a de nadie, todo es provisional, cualquier impostor, cualquier farsante puede llegar a presidente. ¬ŅCu√°ndo saldremos de las tinieblas? No lo s√©. De momento voy por la calle y veo a la mayor√≠a vestidos como en la Edad Media. Podr√≠an salir tal cual en en una pel√≠cula de aquella √©poca. S√≥lo les tendr√≠amos que borrar la lengua estampada de los Rolling Stones. La justicia como espect√°culo. Entre la sociedad pol√≠tica y la sociedad civil ha surgido la sociedad judicial, la Justicia como un teatro donde todos quieren estar: y jueces y fiscales, sobre todo en Espa√Īa y en Italia, son estrellas como los futbolistas. Volvamos a la sentencia. La sentencia tendr√° que expresar la valoraci√≥n de las pruebas y evitar el encarnizamiento judicial. Tiene que ser rigurosa y procurar no agravar la crisis pol√≠tica. Franco Bricola, el penalista m√°s importante de los 70 y los 80, dec√≠a que no existe proceso penal incontaminado. -S√≠, pero ellos a√ļn dicen: ¬ęHo tornarem a fer¬Ľ. El Estado (me refiero al conjunto de los poderes) ha reaccionado. La prisi√≥n preventiva y la escenograf√≠a del juicio han hecho que los l√≠deres independentistas tal vez contin√ļen usando palabras gruesas, pero ya sin llevarlas a cabo. El 155. Tendr√≠a que haberse aplicado el 6 y 7 de septiembre, cuando se aprobaron las leyes de transitoriedad jur√≠dica. Las penas. Una cosa es hacer realmente algo y la otra son los actos preparatorios para hacerlo. Los actos preparatorios para la rebeli√≥n otorgan al Tribunal un grado de modulaci√≥n importante. Las penas, dependiendo del grado de responsabilidad, podr√≠an estar entre los 6 y los 15 a√Īos. Los Jordis, Vila y Mund√≥. Hay que tener en cuenta que los Jordis no eran autoridad p√ļblica, y eso les hace menos responsables, y que a Vila y a Mund√≥ s√≥lo se les juzga por malversaci√≥n. La justicia espa√Īola. La Sala Segunda del Supremo ha mostrado la normalidad de la justicia espa√Īola en claro contraste con los esl√≥ganes contrarios. No ha habido una escenificaci√≥n especial. He tenido a Marchena de juez muchas veces y siempre es igual a como lo hemos visto por la tele. El c√≥digo penal. Vivimos un periodo hist√≥rico inquisitivo. Todo es muy inquisitivo en Espa√Īa y en Europa. Son golosas las reformas penales a√ļn m√°s inquisitivas, se venden muy bien en el populismo actual. Sobre todo para los casos de corrupci√≥n. La pol√≠tica. Los √ļnicos consensos que ha habido en Espa√Īa han sido para endurecer el C√≥digo Penal, pero por mucho que lo endurezcan, han de saber que el derecho penal no puede resolver los problemas pol√≠ticos. Brexit. La democracia directa es la muerte de la democracia. Los referendos son peligros√≠simos. Si no viviera en Espa√Īa, ¬Ņen qu√© pa√≠s le gustar√≠a vivir? En Italia. La gente all√≠ se r√≠e de s√≠ misma antes de re√≠rse de los dem√°s. Justo al rev√©s de lo que aqu√≠ pasa. Me interesa. Les proporciona una altura moral que los espa√Īoles no tenemos. Qu√© es el verano Una sopa fr√≠a. El gazpacho de cerezas, por el color de las cerezas. Una canci√≥n. ¬ęAlta Marea¬Ľ, de Antonello Venditti. Una pel√≠cula. ¬ęEl Padrino 2¬Ľ. Una textura. Las telas de algod√≥n de egipcio de La Chemisse Blanche. Una luz. La puesta del sol en Formentera. Una ciudad. Roma, aunque hace mucho calor. Un restaurante. En Barcelona, Via Veneto. En la Costa Brava, el Simpson de mi querido F√©lix. Resucite a uno que no conoci√≥. Maquiavelo. Estaba en el misterio del poder. Me fascina su idea de que la democracia es la gesti√≥n del conflicto y que lo contrario es el caos.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!