Europa será generosa con Italia en inmigración si gobierna Conte

Europa está deseando echar una mano a Italia en dos capítulos fundamentales: inmigración y flexibilidad presupuestaria. Pero se trata de una compensación que Bruselas haría si por fin nace el nuevo Gobierno de coalición del Movimiento 5 Estrellas (M5E) y el Partido Democrático. En la política italiana todo es posible en solo 24 horas. Ayer parecía que estaba expedito el camino del primer ministro, Giuseppe Conte, para formar gobierno; hoy aparece lleno de espinas y cuesta arriba.

El jefe pol√≠tico del M5E, Luigi Di Maio, cuya figura se ha debilitado mucho en el Movimiento, pretende ahora mostrar liderazgo haci√©ndose intransigente en las negociaciones sobre el programa de gobierno y carteras ministeriales. A Conte le ha dicho que algunos puntos ¬ęson imprescindibles, y si no se aceptan se va a unas elecciones¬Ľ, al tiempo que le ha entregado al primer ministro una nueva lista con 20 puntos, que incluyen una infinidad de temas, todos ellos desarrollados muy vagamente. Por ejemplo, uno de esos puntos se refiere a la ¬ętutela de los animales: medidas para garantizar el respeto de los animales¬Ľ. La actitud de Di Maio ha sorprendido sobremanera al propio Giuseppe Conte y a los l√≠deres del Partido Democr√°tico, que han declarado que ¬ęel ultim√°tum es inaceptable¬Ľ.

A la espera de que el abogado Giuseppe Conte supere los obst√°culos y pueda comenzar su nueva aventura, desde Bruselas llegan nuevos aires favorables a la nueva etapa pol√≠tica que se puede abrir en Italia. As√≠ lo expresa el comisario europeo de Programaci√≥n Financiera y Presupuestos, el alem√°n G√ľnter Oettinger, miembro del partido de Angela Merkel: ¬ęSi cambian los tonos de Roma, se har√° todo lo posible para facilitar el trabajo del nuevo ejecutivo¬Ľ. El comisario saliente se muestra partidario de compensar a Italia concedi√©ndole flexibilidad presupuestaria. El nuevo Gobierno italiano, si nace, espera una ayuda con el problema de la inmigraci√≥n, estableciendo un mecanismo de reparto autom√°tico de los inmigrantes rescatados, lo que ha sido confirmado por el comisario Oettinger: ¬ęAs√≠ la pol√≠tica de Salvini no tendr√° ya lugar en el nuevo gobierno¬Ľ, ha dicho el dirigente alem√°n. Inmediata fue la r√©plica del l√≠der de la Liga: ¬ęBruselas est√° lista para hacer cualquier cosa por el nuevo Gobierno y recompensarlo. Si todav√≠a hay alguien que no lo ha entendido, este gobierno no nace en Roma sino en Bruselas para dejar fuera al estorbo de Salvini¬Ľ.

Cabe destacar que en su primer discurso que hizo Conte al pa√≠s tras recibir el encargo de formar gobierno, en ning√ļn momento se refiri√≥ a la inmigraci√≥n, aunque constituye un problema fundamental del pa√≠s. No fue casual. Giuseppe Conte pretende, para dar imagen de nueva etapa y ruptura con la anterior, apagar la llama de la inmigraci√≥n, que siempre tuvo encendida Matteo Salvini, hasta el punto de ser su obsesivo tema de campa√Īa electoral. Su constante lema de que era necesario cerrar los puertos para frenar la invasi√≥n del pa√≠s, cal√≥ entre los ciudadanos. Pero la invasi√≥n no solamente no existe, sino que adem√°s los italianos tienen una visi√≥n distorsionada. Seg√ļn el Instituto Cattaneo, el 73 por 100 de los italianos exagera la presencia de los extranjeros en Italia, siendo el pa√≠s europeo m√°s hostil a este fen√≥meno. Concretamente, la mayor√≠a de los italianos perciben que el porcentaje de inmigrantes en Italia alcanza el 25 por ciento, pero la realidad es que solo llega al 7 por ciento, seg√ļn el Instituto Cattaneo.

El apoyo de la Comisi√≥n Europea y de las canciller√≠as europeas al nuevo Gobierno, as√≠ como de la Casa Blanca, responde a un dise√Īo pol√≠tico, seg√ļn coinciden diversos analistas en Italia. El objetivo es frenar al frente soberanista que Salvini pretend√≠a extender a Europa. Italia fue considerada el primer laboratorio soberanista y populista con la alianza del M5E y la Liga. Su fracaso ha sido evidente.

¬ęNo os vais a librar de m√≠¬Ľ

Fue imposible conciliar, a pesar de la firma de un contrato, el alma productiva que anima a la Liga -partido que gobierna en regiones del norte de Italia, donde está el 70 % de la industria del país-, con la idea del Movimiento 5 Estrellas que en la práctica solo promete subsidios al sur.

Ahora con el nacimiento del nuevo Gobierno -se espera que el juramento sea el pr√≥ximo jueves-, el laboratorio en Italia ser√° sobre c√≥mo poder apagar la llama del soberanismo de Salvini. Todo es posible a√ļn en esta loca y surrealista crisis italiana. El l√≠der de la Liga, con la manifestaci√≥n de protesta convocada para el 19 de octubre contra el nuevo gobierno, ya ha lanzado un claro mensaje: ¬ęNo os vais a librar de m√≠¬Ľ. Pero las clases dirigentes europeas y nacionales quieren evitar a toda costa el soberanismo extremo de Salvini.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!