“Eufonía”, desgraciada ciudad musical – LA NACION

“Eufonía”, desgraciada ciudad musical – LA NACION

Que nos disculpen los admiradores incondicionales de la música de Hector Berlioz, pero su pulso de escritor en palabras parece ahora más firme que su pulso de compositor. Preferimos sus Memorias a la sinfonía fantástica , aun con su irrefutable novedad, y cualquiera de sus críticas musicales a La condenación de Fausto . Entre sus escritos hay uno que se separa de los otros: Eufonía o la ciudad musical , recién editado por el Fondo de Cultura Económica.

Berlioz sitúa su ciudad musical en una vertiente del Harz, en Alemania, y en 2344, 500 años después de la fecha de la escritura. “Podemos considerarla como un vasto conservatorio de música, puesto que la práctica de dicho arte es el único objeto en las labores de sus habitantes”. No hay un solo eufoniano que cante, toque un instrumento, imprima partituras o sea luthier. Hay una calle de sopranos, otra de cornistas, y así. Berlioz quiso acaso compensar con la utopía lo que padecía en la vida profesional. Como toda utopía, sale mal, salvo por los educativos “conciertos de mala música”. Entrevió en el presente el basurero artístico del futuro.

ADEMÁS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.

Lee más: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!