Estos son los semáforos de la A-5 que han entrado hoy en funcionamiento

Los semáforos de la A-5, en el paseo de Extremadura, han comenzado hoy a funcionar, coincidiendo con la apertura de dos nuevas conexiones a la vía, desde la avenida de los Poblados y la calle de Carabias. El objetivo de su implantación, según el Ayuntamiento, es «mejorar la circulación, reducir el tiempo de desplazamiento de conductores y paliar la contaminación acústica».

Uno de los semáforos se sitúa en la avenida de los Poblados, de manera que se permitirá el giro a la izquierda con el fin de que los conductores puedan acceder a la nueva incorporación que conecta esta vía con el paseo de Extremadura, minimizando el tiempo de desplazamiento de los conductores que accedan por ese punto.

Los otros dos, a la altura de los kilómetros 6.5 y 5.7 del paseo de Extremadura (A-5), facilitarán la regulación adaptada a las necesidades de estas nuevas intersecciones, así como el acceso seguro a la vía principal permitiendo abandonar rápidamente el carril bus exclusivo que se señaliza como parte de estas actuaciones.

Desde hoy también se señalizará un nuevo carril-bus exclusivo en ambos sentidos de circulación, entre los kilómetros 3.7 y 8, para beneficiar al transporte público. Este carril bus, junto con los que se ejecuten en las próximas semanas, supondrá un 40 por ciento de incremento de los carriles bus de la ciudad, que ya se llevan haciendo desde junio de 2015.

La velocidad de circulación en ese tramo del paseo de Extremadura (A-5) seguirá limitada a 70 kilómetros por hora, excepto en las zonas de aproximación a los semáforos, donde quedará limitada a 50 kilómetros por hora.

Por otra parte, las nuevas conexiones son el vial que conecta la calle Carabias con el paseo de Extremadura sentido M-40, y el que transcurre entre la avenida de los Poblados y el paseo de Extremadura.

A pesar de las críticas que aseguran que esta nueva medida dejará «bloqueados» a los vecinos del sur de Madrid, la delegada de Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Inés Sabanés, descartó ayer que la entrada en funcionamiento de los semáforos de la A5 vaya a causar problemas de tráfico y que habrá «más normalidad» de la que se prevé, porque ya «ha habido mucha información».

Radar de tramo

Los semáforos estarán flanqueados por un nuevo radar de tramo, en sentido salida, que ya ha sido instalado y que se activará a finales de mes. Este comenzará a vigilar la velocidad a los 125.000 vehículos que cruzan Batán a diario. El control se ubicará entre el punto kilométrico 4 y el 5,750 en dirección Extremadura. Hasta que se ejecute la transformación total de esta carretera en una vía urbana, el límite establecido será de 70 kilómetros por hora, después, el máximo se quedará en 50 kilómetros por hora.

Una vez que se active el radar, comenzará una fase de pruebas de dos meses. Así, hasta abril, los infractores no recibirán sanciones económicas, sino cartas informativas en las que se le indicará el importe de la multa, tal y como consta en la ordenanza de Movilidad.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!