Espert impulsa “algo parecido” a la convertibilidad y “tirar a la basura” las leyes laborales

José Luis Espert, candidato a presidente de Despertar, se reunió con empresarios en Córdoba. Fuente: LA NACION – Crédito: Marcelo Gómez

CÓRDOBA.- José Luis Espert, precandidato a presidente por el Frente Despertar, regresó a hacer campaña a Córdoba y privilegió las reuniones con empresarios. Primero, con más de un centenar de hombres de negocios en la Cámara de Comercio y, más tarde, lo hará con productores en la Sociedad Rural de Jesús María . Advirtió que hay que despedir a 1,5 millones de estatales e ir a fondo con una reforma laboral. Pero lo que no pasó desapercibido fue que propuso avanzar en “algo parecido a la Convertibilidad”.

Eligió como rival directo a Roberto Lavagna, de quien dijo que está “agazapado, haciéndose el buenito, cuando fue parte de los problemas de la Argentina durante años”, y al sindicalismo. Insistió en que su propuesta “de reforma y de ataque a la decadencia” apunta a “afianzarse” para volver a presentarse en el 2023.

Admitió que la medida “más dura” que debería tomar sería achicar el Estado “porque hay que despedir gente: 1,5 millones de personas que son los militantes que el kirchnerismo ingresó desde 2013”. Señaló que, “a diferencia de hoy, los capacitaríamos y prepararíamos para que tengan trabajo en el sector privado”.

Los empresarios hicieron girar sus preguntas sobre qué reforma laboral debería realizarse en el país. Es, en general, el tema que más consultan a los candidatos que pasan por sus entidades.

“Hoy asumir un empleado es adoptar un hijo”

Espert afirmó que se requieren leyes laborales que hagan que el empresario “tenga ganas de contratar; hoy más que asumir un empleado es adoptar un hijo. Con estas leyes un tercio de la gente trabaja en negro y eso no hace poner colorados a los sindicalistas que siguen defendiendo las normas”.

Aseguró que “hay que tirar a la basura” las leyes de contrato laboral, de indemnizaciones colectivas y de asociaciones profesionales. “Hay que terminar con la ultra actividad, con la obligación de los empresarios de retener la cuota sindical, hay que descentralizar las negociaciones. Habrá que ir al Congreso con algunas cosas y otras saldrán por decreto”, describió y subrayó que tiene “ganas de cruzarse con la mafia sindical”.

Ante la inquietud empresaria sobre el “caos” que se podría generar con una modificación radical, Espert sostuvo que el caos “existe hoy” y contrastó: “Si el temor es a las mafias del sistema, ya el tema es policial es otra cosa”. Su compañero de fórmula, Luis Rosales, aclaró que “sin nuevas leyes laborales no se puede competir con el mundo”.

Por supuesto, que el planteo de Alberto Fernández sobre bajar los intereses de las Lequics estuvo entre las consultas de los asistentes al encuentro. “La solución de los problemas son dos, la que está pensando el nuevo Nobel de Economía, Fernández -ironizó- de bajar a los palos los intereses para destinar la plata a medicamentos de jubilados, qué propuesta más berreta de campaña. Ya sabemos cómo termina. Si no se pagan se viene una confiscación de los depósitos y se termina estafando otra vez a la gente de a pie”.

“La manera civilizada -agregó- es bajar la inflación. Hay que derrotar a la inflación urgente. No digo que sea fácil. Hay que pensar en algo parecido, no igual a la Convertibilidad, cero emisión monetaria para financiar el déficit, eliminar todo tipo de indexación y algún esquema de fijación inicial del tipo de cambio. No eliminaría el Banco Central “.

ADEMÁS

Lee más: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!