Esperando a Hazard

Tomás González-Martín

Hazard es parecido a Zidane en la forma de ser. Hombre de pocas palabras. Dice las m√≠nimas posibles y le gusta que le digan las imprescindibles. Al igual que su entrenador, lo ha vivido todo en el f√ļtbol y no necesita que le relaten demasiados argumentos respecto a las situaciones personales o del equipo. Por ello, Zinedine va directo al grano con cada jugador. Hazard tambi√©n es directo. Tiene asumido por experiencia que el aficionado no entiende de lesiones. Se rompi√≥ el recto dos d√≠as antes de estrenarse la Liga y tuvo que empezar otra vez de cero. Reapareci√≥ hace quince d√≠as, frente al Levante, y se le exige el m√°ximo. El madridismo espera que pronto demuestre su nivel. El t√©cnico ha hablado con √©l para que tenga tranquilidad ante las cr√≠ticas.

Zidane le probará también como media punta, sin estar cerrado en una banda

El belga observa que los futbolistas del Real Madrid son juzgados con crudeza en cada partido si no rinden. Ya se lo hab√≠a advertido su compatriota Courtois y otros compa√Īeros. Esto es mucho m√°s duro que el Chelsea. Lo ha comprobado en sus carnes. Sabe que los seguidores esperan todo del fichaje estelar y le piden m√°s. No hace falta que le digan que el conjunto blanco necesita su mejor versi√≥n para marcar la diferencia. Lo palpa, lo huele. Es su responsabilidad, marcarla.

¬ęHay que apoyarle, ha hecho un buen trabajo¬Ľ, dijo el franc√©s tras el derbi madrile√Īo en el Metropolitano, donde Trippier le hizo una falta sin tarjeta cuando se escapaba hacia la porter√≠a de Oblak

Zizou tiene claro que el belga no se pone nervioso por estas impaciencias, pero le muestra su apoyo para que alcance su mejor forma con la menor presi√≥n posible en ¬ęel club de la presi√≥n constante¬Ľ. Le han otorgado el n√ļmero ¬ęsiete¬Ľ, aunque √©l nunca solicit√≥ un dorsal, y sabe que eso significa rendimiento, liderazgo y resultados.

Lleva, y lo asume, el peso del dorsal de Jose√≠to, de Kopa, de Amancio, de Juanito, de Ra√ļl y de Cristiano

El mediocampista solo ha disputado cuatro partidos incompletos y tres como titular, pero ya le exigen m√°s, mucho m√°s. ¬ęHay que estar con √©l¬Ľ, se√Īala su entrenador. ¬ęHa hecho un buen trabajo¬Ľ, precisa al valorar su actuaci√≥n en el Metropolitano, donde gener√≥ cuatro buenas jugadas en el primer tiempo, una de ellas una incursi√≥n hacia el √°rea cortada por Trippier con un agarr√≥n que el √°rbitro no castig√≥ con tarjeta. Despu√©s, en el segundo tiempo, Hazard se diluy√≥. En Sevilla estuvo mejor, con mayor participaci√≥n en el juego, aunque se le nota que todav√≠a le falta ¬ęreprise¬Ľ en la arrancada de su regate.

Suma 266 minutos. No ha disputado un partido completo. Jugó media hora ante el Levante y luego ha disfrutado de 70 minutos frente al PSG, 89 en Sevilla y 77 ante el Atlético

En sus cuatro encuentros dispar√≥ siempre a puerta y fue objeto de una docena de faltas, porque los rivales conocen su ¬ędribling¬Ľ e intentan impedir que controle la pelota. Destacan sus robos de bal√≥n, demostraci√≥n del cambio t√°ctico de Zidane, que exige a todos presionar y defender.

Hazard juega escorado en la izquierda en el esquema del francés, con tendencia a realizar incursiones hacia el centro para enlazar con Benzema y Kroos. El técnico le probará también como media punta, con libertad de movimientos, para que su calidad no quede escondida en una esquina, a expensas del posible dominio territorial del Real Madrid.

Un mes de baja: se rompió el recto del muslo izquierdo el 16 de agosto, dos días antes del estreno liguero, y reapareció el 14 de septiembre ante el Levante

El dilema de Zidane es que el gran fichaje del a√Īo est√° obligado a adquirir la forma sin tiempo, en los partidos, en plena competici√≥n, no en los campos de Valdebebas. Ahora mismo es imposible hacer sesiones espec√≠ficas de velocidad, potencia y resistencia, que requieren un m√≠nimo de cinco jornadas continuas de trabajo, porque el calendario maratoniano se lo impide. Hay Liga y Champions cada tres d√≠as todas las semanas y con este ritmo los jugadores solo pueden llevar a cabo entrenamientos de recuperaci√≥n y mantenimiento, para volver a competir.

Ha disparado una vez a portería en cada uno de sus cuatro encuentros, le han hecho doce faltas y ha recuperado diecisiete balones

En esta situación, el reto de Hazard es conseguir la forma jugando. Es lo que hace. Disputó media hora ante el Levante y después ha disfrutado de setenta minutos tres veces, frente al PSG, el Sevilla y el Atlético. El objetivo es que alcance un buen nivel físico ante la visita al Barcelona en el Camp Nou, el 26 de octubre.

El Brujas y el Granada ser√°n dos buenos ensayos para el hombre que sobre su espalda lleva el peso del dorsal de Jose√≠to, de Kopa, de Molowny, de Amancio, de Juanito, de Butrague√Īo, de Ra√ļl y de Cristiano.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!