«España no está bloqueada, es rehén de la soberbia de la izquierda»

La resaca de la fallida investidura continúa. Así, este sábado, el PP ha cargado contra Pedro Sánchez de la mano de la vicesecretaria general de Política Social, Cuca Gamarra, quien ha señalado que «España no está bloqueada», sino que «es rehén de los egos y la soberbia de una izquierda incapaz de promover acuerdos» que permitan consolidar un Gobierno en España.

Al participar en la Escuela de Verano del PP de Castellón, la dirigente popular hizo repaso al currículum «del doctor fracaso» ( Pedro Sánchez) y adujo que «el problema lo tienen dentro del PSOE y se llama Pedro Sánchez», que ha llegado a convertirse en «un problema que es de toda España» tras fracasar nuevamente en su intento de ser presidente del Gobierno.

Consideró que Sánchez está «pensando única y exclusivamente en su propio interés», llegando a obviar el interés general. «Se habla de que España está bloqueada. No, España no está bloqueada. España es rehén de los egos y la soberbia de una izquierda incapaz de promover acuerdos y el problema de España es una izquierda que no es capaz de unirse», sentenció.

Afeó al líder socialista que llegase al debate de investidura «sin los deberes hechos» después de casi tres meses, con un debate parlamentario «simplemente para someter a España a una subasta de sillones». Por ello, instó a Sánchez a disculparse con los españoles por «el espectáculo bochornoso al que nos ha sometido durante cuatro días».

«Lo primero que pedimos es que no busquen fuera que les resolvamos sus problemas. Señores del PSOE, no, resuelvan ustedes los problemas que tienen», aseveró Gamarra, antes de incidir en que el PP es «la alternativa» y por ello no puede favorecer el gobierno de izquierdas que pretende armar Sánchez.

Esto no quita que el PP esté dispuesto a llegar a pactos de Estado con el PSOE para garantizar la gobernabilidad una vez se produzca la investidura. Pero denunció que a esta oferta del líder del PP, Pablo Casado, se haya respondido con «un portazo». «Es la demostración con hechos de que Sánchez no pasa la prueba del algodón cuando hablamos de estar a la altura de este gran país que es España», arguyó.

Exigió al presidente del Gobierno en funciones que «no mienta» sobre sus preferencias, pues «todos conocemos a estas alturas cuáles son los socios y aliados» del PSOE en base a los acuerdos fraguados a nivel autonómico y municipal. «Pacta con la extrema izquierda, los independentistas, nacionalistas e incluso con EH Bildu», criticó.

Por último, instó al secretario general del PSOE a «romper el acuerdo» que ha alcanzado su partido en Navarra para gobernar y le exigió que explique «qué se está negociando con EH Bildu» en la comunidad foral. Incidió en que «con el demonio» no se puede negociar si es que existe «un mínimo de decencia» y de ética.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!