«Es hora de dejarnos de reproches»

La aparición de varios tumores en la vejiga de Kiko Matamoros puede que sirva para reconciliar al televisivo con su hijo Diego Matamoros, con el que mantiene una relación de lo más distante desde hace años. Tras conocerse que el colaborador del programa «Sálvame» será operado el próximo 6 de agosto, su hijo se ha pronunciado sobre la enfermedad.

«Si esto nos une, perfecto. Pero lo que deseo de corazón es que todo acabe bien para él. Es mi padre, su salud es lo más importante», declara Diego Matamoros en la revista «Semana» este miércoles, asegurando que es hora de «dejarse de reproches». Aunque Kiko Matamoros no le escribió para contárselo, algo que no le gustó, asegura que él sí ha dado el paso y le ha mandado sus mejores deseos a través de un mensaje a su hermana Laura Matamoros.

«Fue como un bofetón público que sobraba, tanto para mí como para mis hermanas. No es agradable enterarse de algo así por la prensa», cuenta. Tras enterarse quiso conocer el alcance del asunto y, según cuenta, parece «no pinta muy bien», como le ha confesado su hermana Laura, con la que tampoco mantiene una buena relación. Está algo dolido con ella por no contárselo: «Creo que no ha hecho bien las cosas. No soy nadie para juzgarla, pero creo que debía haber actuado de otro modo. No debía haberse callado».

Arrepentimiento

La enfermedad de Kiko Matamoros le ha hecho ver que ha hecho mal las cosas y se arrepiente de la relación que mantiene con sus hijos. El pasado fin de semana acudió a «Sábado deluxe» para hablar de la operación y suplicó a sus hijos que le perdonen. «Si a partir de esto con mis hijas puedo tener una relación mejor pues me alegro de pasar por aquí» pues «no hay un día de mi vida que no haya tenido un pensamiento para mis hijos», decía.

Aseguraba que no había estado a la altura de las circunstancias. «Tengo un gran sentimiento de culpabilidad y lo he arrastrado muchos años y no es justo. Irene (su otra hija) ha sido la víctima de muchas cosas», declaraba. Unas palabras que su hijo Diego Matamoros ha agradecido en su entrevista de esta semana: «Si mi padre quiere recuperar el tiempo perdido, ahí estaremos todos. Pero hay que ser realista. Hace un año parecía que íbamos a ir acercándonos y a día de hoy, estamos igual. Yo, más que una reconciliación idílica, creo que tendríamos que hablar y perdonarnos. Reconozco que no siempre he estado acertado◄5.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!