«Erica» y «Seljm», primeros líderes en Sanxenxo

La Regata Rey Juan Carlos I ha inaugurado hoy su cuarta edición con la disputa de las primeras pruebas en aguas de la ría de Pontevedra. Aunque el día ha amanecido gris en Sanxenxo, conforme avanzaban las horas los rayos de sol se han colado entre las nubes y el viento ha hecho aparición, eso sí, un poco tímido.

Cuatro clases de las 10 que competirán este fin de semana en Sanxenxo tenían programadas pruebas para esta tarde: Quirónprevención ORC 0-1, 2-3 y Movistar 6 Metros Open y Clásicos.

Con unas condiciones de viento ligero de entre 5 y 6 nudos de intensidad, el Comité de Regatas ha dado salida a la única prueba Barlovento/Sotavento que, divididos en Clásicos y Open, completarían los 6M en algo menos de una hora.

En el campo situado frente al Real Club Náutico de Sanxenxo no lo han tenido fácil los 6M para finalizar la prueba, con un cambio de recorrido incluido al cambiar el viento de dirección unos 20º.

El “Erica”, armado y patroneado por Violeta Álvarez, cuenta con una tripulación muy experimentada que en estos años de desarrollo de la clase ha ido claramente de menos a más hasta convertirse en uno de los nombre a batir. El vueltamundista gallego Pablo Iglesias y el cántabro David Madrazo, campeón de la Copa del Rey, forman parte de este equipo que se erige como el primer líder en clase Movistar 6M Clásicos.

El “Bribon Movistar” despide esta primera jornada en la segunda posición, seguido del “Alibaba” patroneado por el vigués Miguel Lago.

Mañana sábado el Comité de Regatas tratará de completar dos pruebas Barlovento-Sotavento o una nueva regata costera en función de las condiciones meteorológicas.

ORC, sin pruebas hasta mañana

No tuvieron tanta suerte los cruceros de las clases Quirónprevención 0-1 y 2-3, a pesar de que Fernando Giraldo, el oficial de regata, lo intentó sin descanso buscando las diferentes intensidades de viento en el campo situado entre la playa de La Lanzada y la isla de Ons. Cuatro nudos, tres nudos, un nudo… Incluso movieron a la flota más hacia el interior de la ría buscando la intensidad mínima de viento para dar salida a una manga, pero finalmente no sería posible.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!