Enrique Ponce y Paloma Cuevas se separan temporalmente

Guardar

Tras 24 años de matrimonio, la pareja formada por Enrique Ponce (48 años) y Paloma Cuevas (47) está en crisis. Han decidido separarse, al menos por un tiempo. Esta mañana, la revista «Semana» adelantaba la noticia de su separación, aunque la versión que han ofrecido los protagonistas de la noticia a «Hola» es que, por el momento, no han iniciado los trámites del divorcio.

Hace ya un par de meses que el matrimonio del torero no pasaba por su mejor momento. Por el amor hacia sus dos hijas y el que todavía sienten el uno por el otro, han decidido separarse de manera amistosa y de mutuo acuerdo. Se trata de un desgaste en la relación.

Se conocieron gracias a la gran afición que compartían: el mundo taurino. Paloma Cuevas es hija de Victoriano Valencia, así que era más que habitual verla en corridas de toros. Cuando Enrique Ponce la vio por primera vez se quedó perdidamente enamorado de ella. Fue en 1992 y cuatro años más tarde se dieron el «sí, quiero», concretamente el 25 de octubre en la catedral de Valencia y ante la atenta mirada de reconocidas figuras del mundo taurino.

Siempre han estado muy unidos y se nota que entre ellos hay amor verdadero. Un ejemplo fueron las palabras que Enrique Ponce le dedicó a su esposa cuando hicieron 20 años de casados: «Contigo los momentos son eternos porque haces que se detenga el tiempo cada vez que te miro a los ojos. Gracias por estos 20 años a mi lado, o yo al tuyo, por esa entrega absoluta de tu vida y tu amor hacia mí y por permitirme vivir toda una eternidad en tu corazón, junto a nuestras dos hijas a las que adoramos».

A estas alturas no parece que ese cariño que se sienten el uno por el otro vaya a cambiar mucho con el cese temporal de su relación. Seguirán siendo una familia, como así lo han sido siempre, y se apoyarán en los peores momentos del otro, tal y como han hecho durante los casi 25 años que llevan juntos.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!