Encuentro de ídolos: Angel Clemente Rojas cumple 75 años y Tevez quiere alcanzar su marca goleadora

Rojitas junto a Carlos Tevez, ésta noche el Apache podría alcanzar marca goleadora histórica Crédito: Crédito Javier García Martino / Prensa Boca

Ángel Clemente Rojas, o simplemente Rojitas. Carlos Alberto Tevez, o simplemente Carlitos. Apodos sin demasiada creatividad pero con abundancia de cariño: para el hincha de Boca nunca dejaron de ser esos niños mimados que debutaron a los 18 y a los 17, respectivamente. Porque aunque futbolísticamente son diferentes jugadores, también los unen muchas cuestiones: nacidos en lugares humildes, el atrevimiento siempre fue la herramienta en común para levantar a miles de hinchas de sus asientos: Tevez con su potencia juvenil; Ángel Clemente con su cintura admirable.

Y esta noche, la de la vuelta de los cuartos de final ante Liga de Quito (desde las 19.15), en una serie de Copa Libertadores que está prácticamente liquidada por el 3-0 que se trajo de la altura, es una de gala que puede quedar para la historia por esas cosas del destino: en la jornada que Rojitas cumple 75 años, el capitán puede convertir el gol que le falta para igualarlo en la tabla histórica de goleadores del club.

79 es el número de gritos que contabiliza Rojitas en 222 encuentros oficiales, mientras que Carlitos tiene uno menos, en 228. Casi idénticos. Incluso, puede superar a varios más si en lo próximo llega a la cifra de 84 goles, algo muy factible: quedarían en el camino también Osvaldo Potente (81), Rodrigo Palacio (82) y Alfredo Graciani (83). Pero la dimensión que tiene Ángel Clemente en Boca es muy grande y respetada, por eso sería tan especial alcanzarlo. Las nuevas generaciones saben de su figura, pero poco de quién fue realmente. Tevez sí lo conoce bien y por eso en las últimas horas se dio un encuentro cariñoso de ídolos en el Complejo Pompilio como previa a lo que puede ocurrir esta noche gracias a que Gustavo Alfaro le da la titularidad: reemplazará al lesionado Mauro Zárate (desgarro en el sóleo derecho).

Rojitas junto a Carlos Tevez, ésta noche el Apache podría alcanzar marca goleadora histórica Crédito: Crédito Javier García Martino / Prensa Boca

Así como el actual atacante se crió en Fuerte Apache, Rojitas también tuvo sus inicios humildes: nació en Sarandí un día como hoy, pero de 1944. Su debut fue el 19 de mayo de 1963 contra Vélez, en la Bombonera: fue 3-0 con un triplete de Oreste Corbatta, pero con un nivel excepcional de Ángel Clemente, que armó las tres jugadas de esos goles e hizo que sus compañeros al final lo llevaran en andas. No era un típico ‘9’ más allá de ser un delantero: jugador fino, impredecible y dueño de un quiebre de cintura que hacía, por ejemplo, que muchas veces los rivales pasaran de largo pese a no tocar la pelota. En consecuencia, tenía la particularidad de que sus goles eran altamente estéticos.

Ocho años ininterrumpidos en la entidad azul y oro con cinco títulos en las vitrinas: los campeonatos 1964 y 1965, los Nacionales 1969 y 1970, y la Copa Argentina 1969. Aunque el más recordado es el Nacional 1969, en el que Rojitas se destacó dentro de uno de los mejores equipos de la historia boquense: se coronó frente a River en el Monumental (2-2) y, años más tarde, reconocería que los hinchas riverplatenses los aplaudieron por el rendimiento y estilo que tuvieron ese año de la mano de Alfredo Di Stéfano. Aunque tiene otra gran anécdota: si no pudo ganar una Copa Libertadores fue porque en la final de 1963, con solo 19 años, enfrentó al enorme Santos de Pelé: cuando finalizó la ida en el estadio Maracaná (3-2 a favor del Peixe), “O Rei” fue a buscarlo para abrazarlo y felicitarlo, asombrado por la manera de desenvolverse en el campo. De hecho, algunos fanáticos que vivieron esos extraordinarios tiempos lo ponen en la idolatría por encima, ni más ni menos, que de Juan Román Riquelme. E, incluso, hay quienes ponen su agilidad y gambeta por sobre Diego Maradona.

Ídolo indiscutido al que Carlos Tevez puede alcanzar hoy si convierte. Como para que la noche de Copa termine con un brindis. Por Rojitas, por Carlitos y por Boca.

ADEMÁS

Lee más: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!