En su regreso, Macri se mostró con Vidal y puso el foco en la obra pública y la reactivación económica

Vidal y Macri, ayer, al presentar obras en la cuenca del río Salado Fuente: Télam

Tras la gira por Asia, el Presidente encabezó un acto con fuerte tono electoral y reunió a su gabinete

Aún bajo los efectos del jet lag luego del largo viaje de regreso desde la India y Vietnam, el presidente Mauricio Macri volvió ayer a la actividad oficial concentrado en la economía, que en la Casa Rosada perciben con signos positivos de cara al comienzo del año electoral.

“Todavía estamos atravesando los coletazos de 2018, pero la diferencia es que hoy tenemos una economía que empieza a ordenarse, entendimos finalmente que no se puede vivir de prestado, y eso lo estamos empezando a ordenar”, dijo el Presidente, bien temprano y junto a la gobernadora María Eugenia Vidal , con quien recorrió obras hídricas en la cuenca del río Salado, cerca de la localidad de Roque Pérez.

“En la Argentina estamos madurando, creciendo, entendiendo lo que nos pasó, no el año pasado, sino los anteriores 15 y 30 años”, dijo Macri, en clara clave electoral.

El foco puesto en el horizonte económico quedó opacado en esa presentación por la ironía que el Presidente deslizó junto a la gobernadora. “Vidal y Macri, el Gato, terminan las obras del arroyo El Gato. ¡Qué particularidad!”, bromeó, aludiendo al apodo con el que es descalificado, principalmente desde el kirchnerismo.

En la posterior reunión de gabinete -la primera en diez días-, y según pudo saber LA NACION, Macri volvió a centrarse en los números del Gobierno y la economía. Junto al ministro de Transporte, Guillermo Dietrich , repasó las obras públicas que se llevan adelante mediante el mecanismo de participación público-privada.

Más allá de los alarmantes números de caída de la actividad industrial que se conocieron en las últimas horas, primó una visión positiva que el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, transmitió a la prensa luego de la reunión.

“Claramente nuestro objetivo es el sostenimiento del empleo y estamos utilizando todos los elementos que tenemos a nuestro alcance para lograr ese objetivo”, dijo el ministro, aunque reconoció que “ha habido un proceso de caída del empleo, en especial en los últimos meses del año pasado en el sector comercio y ventas de autos y motos”.

En cuanto al vínculo con los gremios, y ante una pregunta de LA NACION, Sica afirmó que, a pesar de la inflación y las demandas insatisfechas del año anterior, el Gobierno no ve “situaciones conflictivas” en la inminente negociación paritaria con las empresas y el Estado.

“Claramente en esta situación, alejándonos del epicentro de la crisis y con la caída de demanda, se generan tensiones, pero por suerte, a pesar de las diferencias, tenemos un trabajo muy fuerte y mancomunado en términos de preservación del empleo”, dijo el ministro de Producción y Trabajo.

“Una de nuestras principales preocupaciones es devolverles los derechos a los trabajadores informales, casi tres millones de personas y la contracara de la pobreza que vivimos”, agregó Sica, en referencia crítica a la ley de reforma laboral, trabada por el PJ en el Parlamento.

Además de la economía, en la reunión de gabinete se habló del calendario electoral. El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, dio detalles de los cierres de listas en Santa Fe y Entre Ríos, en donde los candidatos a gobernador serán radicales (José Corral y Atilio Benedetti) y sus vices macristas (Anita Martínez y Gustavo Heyn, respectivamente). “Tenemos muy buenos candidatos”, dijo Frigerio en la conferencia compartida con Sica, y aclaró que la decisión de no ser él mismo candidato a gobernador de Entre Ríos “se tomó en conjunto con el Presidente”.

El titular de la cartera política fue cauto a la hora de hablar de una eventual PASO entre el Presidente y un contendiente radical como Martín Lousteau, y sobre la eventual salida anticipada de Emilio Monzó de la presidencia de la Cámara de Diputados.

“Esto (unas PASO) es algo que se definirá en la mesa nacional de Cambiemos, tenemos un líder del espacio que es el Presidente, que ya anunció que irá por la reelección, no tenemos requerimientos hasta ahora para analizar otras alternativas”, dijo Frigerio a modo de sutil dardo hacia la UCR.

“Él (por Monzó) ya ha anunciado que no va a la reelección como presidente de la Cámara de Diputados y la fecha en la que termine su gestión en el Congreso la va a definir junto con el Presidente”, agregó el ministro, mientras desde la Jefatura de Gabinete volvieron a embestir contra Monzó y justificaron la decisión de “lanzar” la semana pasada al ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, como su eventual sucesor luego de diciembre.

“Hace un año que dice que se va, tenemos derecho a plantear alternativas y mirar para adelante”, afirmaron cerca de Marcos Peña, en una Casa Rosada que ayer volvió a su ritmo habitual.

Lee más: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!