«En las fiestas me lo bebía todo»

ABC

Después de meses de especulaciones sobre lo que le podría pasar realmente a Antonio Tejado, el protagonista ha desvelado en exclusiva a la revista «Lecturas» los verdaderos problemas que le llevaron a desaparecer durante 70 días y a pedir ayuda desesperadamente a su compañera María Patiño.

Ha sido ahora cuando el sobrino de María del Monte, ya más recuperado, ha decidido contar toda la verdad sobre sus «malos hábitos». «Mi problema de adicción es un problema de alcoholismo grave que arrastro desde hace bastantes años por no solucionar mis problemas», cuenta en la citada revista.

Le empezó a dar a la bebida seriamente hace cuatro años: «Estaba muy enamorado de Alba, mi segunda mujer y madre de mi hija. A ella se le fue el amor y no lo quise asumir. Para no afrontar la situación, empiezo a beber whisky a diario, hasta una botella para paliar el dolor del alma, porque seguía profundamente enamorado».

Y reiteraba: «En las fiestas me lo bebĂ­a todo, y siempre pedĂ­a más… Me podrĂ­a haber dado un infarto». Antonio Tejado está en manos de especialistas que le han ayudado a salir del pozo en el que se encontraba y que le obligĂł a desaparecer de la televisiĂłn. «Llevo 25 dĂ­as haciendo una vida muy sana. He quitado de mi vida el alcohol y la cocaĂ­na», confiesa el colaborador de «Sálvame».

Llamada de auxilio

Gran parte de su recuperación de debe a que supo ver que tenía un problema y pidió ayuda a su compañera de programa María Patiño, que no dudó en contárselo a su familia. Según sus propias palabras, fue una «llamada de auxilio» de la que no dudó en informar a su familia: «Hice algo de lo que no me voy a arrepentir en la vida, que es comunicárselo a su familia». Aseguraba que está atravesando un «problema grave» y que se encuentra en un «momento delicado».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!