En el Casco Histórico de Toledo hay 1.600 viviendas vacías

El número de viviendas vacías en Toledo oscila entre las 3.000 y 4.000, de las cuales 1.600 se sitúan en el Casco Histórico, mientras que la demanda de inmuebles alcanza las 2.438 personas, un 74 por ciento de ellos son jóvenes que tienen entre 25 y 34 años.

El concejal de Urbanismo, Teo García, ha anunciado este lunes la puesta en marcha en 2019 de un programa de intermediación para la «movilización de vivienda vacía para el alquiler» con una dotación de 60.000 euros.

El edil ha avanzado que la Empresa Municipal del Suelo y la Vivienda (EMV) de la ciudad va a incorporar el próximo año en régimen de alquiler con opción a compra, sobre todo para jóvenes, doce nuevos inmuebles en la Calle Río Fresnedoso, en el barrio del Polígono. Además, rehabilitará con fondos Edusi las 19 viviendas municipales que ahora gestiona Patrimonio para incorporarlas a un régimen de alquiler.

Respecto a la salud financiera de la EMV, que este año está previsto que cierre con pérdidas que rondan los 300.000 euros, ha atribuido este desajuste presupuestario a «la reclamación judicial de los propietarios de las viviendas de precio tasado de la Legua», la negación a vender el local que alberga el Centro de la Mujer en la calle Alemania y el gasto en aplicaciones digitales para la gestionar las multas.

«Son pérdidas instrumentales, no son de mala gestión porque no se ha materializado una venta de un local que nos interesa que siga teniendo una finalidad social. La Empresa Municipal de la Vivienda no está para ganar dinero, pero tampoco para perderlo», ha añadido.

García ha recordado que el equipo de Gobierno recibió una EMV en una situación «crítica» con problemas de liquidez por falta de actividad y deudas que sumaban cuatro millones por suelos no pagados, aunque a lo largo de esta legislatura se ha propiciado la construcción de 226 domicilios con sistemas de protección pública y se han mantenido 55 viviendas en régimen de alquiler.

Asimismo, el edilha dicho que el Consistorio tiene la intención de que la EMV siga gestionando las multas tras el resultado «satisfactorio» de este ejercicio, pues este servicio le ha costado al Ayuntamiento 83.590 euros menos que el año anterior y ha recibido 157.042 euros más.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!