Empieza la rehabilitación de la «iglesia rota» de Orcasitas

Después de más de tres décadas en el olvido, la Maris Stella, la «iglesia rota» de Orcasitas, ha comenzado esta semana su proceso de rehabilitación y transformación en un centro de interpretación ambiental del parque de Pradolongo, en Usera. La empresa Rehac será la encargada de ejecutar el proyecto de restauración y de ampliación del edificio en un plazo de 16 meses; es decir, las obras concluirán en junio de 2020.

Como adelantó ABC, con un importe de de 2.749.564 euros, los trabajos contemplan la restauración de la iglesia, con 611 metros cuadrados, donde aprovechando su buena acústica, se acondicionará un salón de actos, para recitales y eventos de todo tipo. En cuando al edificio anexo, de 690 metros cuadrados, al estar en ruinas se demolerá y se construirá en su lugar un nuevo pabellón polivalente, donde se realizarán los talleres y cursos ambientales. Donde ahora se sitúa el almacén de piraguas, de 320 metros cuadrados, se levantará un inmueble de dos plantas para uso deportivo. En el sótano se instalarán los vestuarios y en la planta baja, una cafetería, con vistas al estanque.

Por último, se transformará el descampado que rodea a la iglesia en un espacio ajardinado. «Se mejorará el pavimento, se plantarán árboles y se cubrirá alguna parte para crear una plaza para diferentes usos: cine de verano, representaciones…», indica el arquitecto de la EMVS y coautor del proyecto, Horacio Fernández del Castillo, que elaboró el proyecto junto a Mavi Sánchez.

La restauración y pervivencia de la Maris Stella supone recuperar la memoria de Orcasitas, ya que el templo se erige en el corazón de Pradolongo como testigo de aquellos primeros poblados de casas bajas humildes, que no contaban con ningún tipo de suministro y que constituyeron el primer núcleo urbano del barrio.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!