Empezó el juicio por la causa de Itatí, pero la fiscalía negocia con arrepentidos

Natividad Roger Terán escuchó ayer la lectura de la acusación Crédito: Enrique García Medina

Se trata de un debate con especiales características por la imputación a un exintendente y a 24 agentes de seguridad

Uno de los m√°s importantes juicios por tr√°fico de drogas comenz√≥ ayer con una particularidad que hace incluso m√°s emblem√°tico este caso: una parte importante de los acusados mantiene negociaciones con la fiscal√≠a para declararse culpables y conseguir una reducci√≥n de las condenas. Uno de los principales imputados, en cambio, mantendr√≠a su posici√≥n de dejar su destino al debate en el tribunal, por lo que las audiencias se prolongar√≠an m√°s de un a√Īo con la presencia de 240 testigos.

Aquello que se escuche alrededor de la actividad de Natividad Roger Ter√°n podr√≠a tener un peso especial no solo en esta causa, sino en las investigaciones y los an√°lisis sobre la penetraci√≥n narco en la Argentina y su capacidad de corromper a funcionarios. Ter√°n fue detenido mientras se desempe√Īaba como intendente de Itat√≠. La pesquisa judicial empez√≥ a volver visible una organizaci√≥n criminal que se apoyaba en cargos p√ļblicos para transformar a esa zona correntina en un centro de acopio de marihuana y el eje de distribuci√≥n de drogas a siete provincias.

Adem√°s de Ter√°n y del viceintendente Fabio Aquino, fueron llevados ante el tribunal otros 34 imputados. El debate, que se desarrolla en la sala AMIA del edificio de Comodoro Py 2002 de Retiro, comenz√≥ con la lectura del requerimiento de elevaci√≥n a juicio formulado por el fiscal Carlos Stornelli, en el que se sostuvo la existencia de una organizaci√≥n que se vali√≥ de cobertura municipal y de fuerzas de seguridad para cometer delitos. “Est√©n muy atentos a la lectura de la acusaci√≥n”, les dijo a los imputados el juez del Tribunal Oral Federal (TOF) 3, Javier R√≠os, que encabez√≥ el debate acompa√Īado por sus colegas Andr√©s Basso y Fernando Machado Pelloni.

En tanto se cumpl√≠a la primera parte de la lectura de la acusaci√≥n -se pas√≥ a un cuarto intermedio hasta el mi√©rcoles pr√≥ximo-, un grupo de imputados profundizaba las tratativas con el Ministerio P√ļblico Fiscal para acordar penas a cambio de confesar en un juicio abreviado.

Se trata de Teodoro L√≥pez, Juan Vicente Galeano, Sergio Alfonzo, Alejandro Piris, Mario Molina, Eduardo Correa, Franco Rodr√≠guez, Federico Mar√≠n y Jorge Espinosa. Fuentes judiciales informaron a T√©lam que las posibilidades de negociaci√≥n con el fiscal Juan Garc√≠a Elorrio finalizar√°n una vez que termine la lectura de la acusaci√≥n y quede formalmente iniciado el juicio, que podr√≠a durar m√°s de un a√Īo por la cantidad de testigos.

El abogado Guillermo Rojas Buselatto, defensor del acusado Carlos Bareiro, dijo a T√©lam que contin√ļan las conversaciones, pero que quienes se niegan a admitir culpabilidad son Ter√°n, Aquino, el abogado Omar Serial y el comandante de Gendarmer√≠a Gabriel Alcaraz.

La investigaci√≥n comenz√≥ en 2014 y el llamado “Operativo Sapucay” se realiz√≥ en 2017 por orden del juez de la causa, Sergio Torres, quien inici√≥ la investigaci√≥n para saber c√≥mo se abastec√≠an las bandas de narcomenudeo porte√Īas y que desde ese punto de partida lleg√≥ a Itat√≠.

Tras ese procedimiento quedaron identificadas tres organizaciones que trasladaban varias toneladas de marihuana desde all√≠ a siete provincias, lideradas por Carlos Bareiro, Federico “Morenita” Mar√≠n y Luis “el Gordo” Saucedo, quien a√ļn permanece pr√≥fugo.

En tanto, entre los 24 agentes de seguridad acusados se encuentran efectivos de la Prefectura Naval Argentina, jefes policiales y agentes de esa localidad correntina, miembros de la Polic√≠a Federal Argentina y el segundo comandante del destacamento local de la Gendarmer√≠a Nacional. Seg√ļn la investigaci√≥n, habr√≠an jugado distintos roles que permitieron el ingreso de los estupefacientes desde Paraguay hacia Itat√≠ y su salida desde all√≠ a la ciudad de Buenos Aires y a otros destinos como Santa Fe y C√≥rdoba.

Seg√ļn la acusaci√≥n fiscal, la banda “se vali√≥ de personas en cargos p√ļblicos” para lograr moverse con total impunidad, como fue el caso del intendente de Itat√≠ y su vice Aquino. En el requerimiento de elevaci√≥n a juicio, se remarc√≥ que ambos “se encargar√≠an de coordinar parte de las maniobras destinadas a la movilizaci√≥n de los narc√≥ticos y de oficiar a favor de los miembros de la asociaci√≥n para lograr su impunidad”, y tambi√©n se dedicar√≠an a “movilizar el dinero obtenido como consecuencia del accionar delictivo”.

Un jefe narco permanece prófugo

Luis Saucedo era inspector municipal en Itat√≠ desde 2012 y cobr√≥ hasta 2016 un subsidio del plan Programa Hogar destinado a la compra de garrafas sociales. Hoy est√° pr√≥fugo y es se√Īalado como uno de los principales jefes narco. Es apuntado incluso como el cabecilla de la organizaci√≥n a la que habr√≠an respondido el jefe y el vicejefe comunal de esa ciudad correntina. La banda de Saucedo manejaba una flota de 23 autom√≥viles de alta gama, entre ellos dos Mercedes-Benz (modelos Sprinter y Compressor), un BMW 116I, tres Ford Ranger y cinco Toyota Hilux, entre otros. El Gordo o Lucho, como llaman a Saucedo en Itat√≠, viv√≠a en una casa de dos plantas en la ribera del r√≠o Paran√°, frente al edificio de la Aduana.

ADEM√ĀS

Lee m√°s: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!