Elnosa confirma su cierre y culpa al Gobierno local de Pontevedra

La empresa Elnosa confirmó este viernes que cerrará de manera definitiva su fábrica de cloro en Pontevedra. La multinacional portuguesa Bondalti, propietaria de la factoría, culpa de esta decisión a la «falta de condiciones legales» que le permitan acometer la modernización tecnológica que exige la Unión Europea y a la «oposición sistemática destructiva» que, a su entender, ha venido ejerciendo el Gobierno local de Pontevedra contra la clorera por «motivos políticos». Según los cálculos de los empleados, esta decisión provocará que la compañía presente un segundo ERE extintivo que hará que solo siete de los 28 empleados actuales conserven sus puestos de trabajo realizando tareas administrativas y comerciales.

A través de un comunicado, la multinacional portuguesa defendió que desde que adquirió Elnosa en 2001 siempre tuvo como «prioridad» afrontar un cambio tecnológico para adecuarse a las normativas ambientales y caminar cara la diversificación de la producción. Con todo, lamentan que el Concello de Pontevedra —liderado por el nacionalista Miguel Anxo Fernández Lores— haya seguido una «estrategia» centrada en oponerse a la permanencia de la empresa. A esta situación añaden la «incertidumbre» sobre la renovación del permiso por parte de Costas del Estado para seguir ocupando terrenos de dominio público marítimo terrestre, «dudas que comprometieron el buen desarrollo de la fábrica».

Apoyo de la Xunta

En este sentido, Elnosa y Bondalti afirman que intentaron desde el primer momento mantener viva esta iniciativa industrial, pero «la indefinición legal se volvió incompatible con la estabilidad imprescindible para cualquier inversión empresarial». «Esta situación se agravó, por motivos puramente políticos, por la oposición sistemática y destructiva del Ayuntamiento de Pontevedra», acusó la multinacional propietaria de la clorera. Pese a que sí agradece el «apoyo» recibido por parte de la Xunta, la compañía avanza que se siente «obligada» a «abrazar un nuevo proyecto industrial» en otra Comunidad en donde pueda ser recibida «con los brazos abiertos» por las respectivas autoridades.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!