El Vaticano profundiza la investigaci贸n por un esc谩ndalo financiero inmobiliario

El Vaticano ampli贸 la investigaci贸n que inici贸 en octubre pasado a ra铆z de una turbia y escandalosa inversi贸n inmobiliaria y allan贸 la oficina y la casa de monse帽or Alberto Perlasca, alto prelado que durante diez a帽os fue el responsable de las inversiones de la Secretar铆a de Estado Fuente: Archivo

ROMA.- Por voluntad de Francisco, que intenta seguir haciendo limpieza, el Vaticano ampli贸 la investigaci贸n que inici贸 en octubre pasado a ra铆z de una turbia y escandalosa inversi贸n inmobiliaria y allan贸 hoy la oficina y la casa de monse帽or Alberto Perlasca, alto prelado que durante diez a帽os fue el responsable de las inversiones de la Secretar铆a de Estado y que trabaj贸 bajo el poderoso exsustituto de este “ministerio” clave, el cardenal Angelo Becciu.

Por orden del promotor de Justicia del Vaticano, Gian Piero Milano, la gendarmer铆a secuestr贸 documentos y computadoras de Perlasca. Este sacerdote italiano, de 59 a帽os, se convirti贸 as铆 en el sexto alto funcionario de la Secretar铆a de Estado, el ministerio m谩s importante de la curia romana y ombligo del poder de la administraci贸n central, puesto bajo la lupa por la justicia del propio Vaticano. Perlasca, que dej贸 imprevistamente su cargo de “jefe administrativo de la primera secci贸n de la Secretar铆a de Estado” en julio pasado, curiosamente es un viejo conocido de Jorge Bergoglio: trabaj贸 dos a帽os, de 2006 a 2008, en la nunciatura de Buenos Aires, en tiempos del exnuncio (embajador) Adriano Bernardini, que no se llevaba nada bien con el entonces arzobispo de Buenos Aires.

Un comunicado del Vaticano detall贸 que el allanamiento de la oficina y la casa de Perlasca, que fue designado en julio pasado promotor de justicia en la Signatura Apost贸lica, “ debe relacionarse, a煤n en el respeto del principio de la presunci贸n de inocencia, a lo que emergi贸 de los interrogatorios de los funcionarios indagados y en su tiempo suspendidos de sus servicio“.

Investigaci贸n a fondo

El Vaticano aludi贸 as铆 a los cinco funcionarios, todos italianos, que fueron suspendidos en octubre pasado por estar presuntamente involucrados en una operaci贸n financiera millonaria realizada en Londres, as铆 como en sospechado reciclaje de dinero llegado al denominado 贸bolo de San Pedro, que recolecta las donaciones de todo el mundo.

Entre ellos figuran Tommaso Di Ruzza, exdirector de la Autoridad de Informaci贸n Financiera (AIF), el ente encargado de vigilar que no haya reciclaje o movimientos de dinero sospechosos y monse帽or Mauro Carlino, jefe de la Oficina de Informaci贸n y Documentaci贸n de la Secretar铆a de Estado, que fue durante a帽os secretario personal del cardenal Becciu. Becciu fue sustituto de la Secretar铆a de Estado, es decir, el n煤mero tres de la Santa Sede, desde 2011 hasta mediados de 2018, cuando el Papa lo reemplaz贸 por el venezolano Edgar Pe帽a Parra y lo desplaz贸 a la Congregaci贸n para las Causas de los Santos.

El Papa, que fue alertado de irregularidades financieras de la Secretar铆a de Estado en junio del a帽o pasado por el Instituto para las Obras de Religi贸n (IOR, el banco del Vaticano) y el Revisor General, autoriz贸 esta in茅dita investigaci贸n e hizo trascender que “ quiere ir hasta el fondo“, como se demostr贸 hoy con el nuevo allanamiento.

El Papa hizo notar que en este esc谩ndalo por primera vez la olla se destap贸 desde adentro y no desde afuera.””

Al regresar de Tailandia y Jap贸n, a fines del a帽o pasado, en la conferencia de prensa durante el vuelo el Papa aludi贸 a este “esc谩ndalo” estallado en la Secretar铆a de Estado, aunque hizo notar que “ por primera vez la olla se destap贸 desde adentro y no desde afuera“.

El s谩bado pasado, al inaugurar el a帽o judicial, Francisco volvi贸 a aludir a esta investigaci贸n, hablando de “ situaciones financieras sospechosas que, m谩s all谩 de la eventual ilicitud, no se concilian con la naturaleza y los fines de la Iglesia y que han generado desorientaci贸n e inquietud entre los fieles“.

Ayer el ya mencionado cardenal Becciu durante la presentaci贸n de un libro neg贸 que las operaciones financieras puestas bajo la lupa tuvieran que ver con el 贸bolo de San Pedro. “ Nunca hemos utilizado dinero destinado a los pobres para hacer especulaciones. Era una ocasi贸n propicia para aprovechar mejor los capitales de los que dispone la Secretar铆a de Estado. Es praxis que la Santa Sede invierta en inmuebles y era una buena y oportuna ocasi贸n porque con el Brexit el valor de esta casa se ha triplicado“, asegur贸.

ADEM脕S

Lee m谩s: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!