El Supremo informará a las Cortes de la suspensión de los cinco presos electos

La autorización del Tribunal Supremo para que los cinco procesados que fueron elegidos parlamentarios el 28-A puedan recoger sus actas es independiente del desarrollo de sus actividad parlamentaria. El hecho de encontrarse en prisión preventiva procesados por rebelión implica la suspensión en el ejercicio de sus funciones públicas, en virtud del artículo 384 bis de la Ley de Enjuiciamiento Criminal. Fue precisamente este precepto el que se les aplicó cuando se confirmó su procesamiento, si bien entonces afectaba a los cargos que entonces ostentaban: eran diputados autonómicos. Fuentes de la Fiscalía señalan que ahora el Supremo tendrá que volver a activar dicha suspensión al tratarse de cargos distintos.

Con el juicio en marcha y sin haber variado las circunstancias que motivaron aquella suspensión, una vez que los cinco presos se conviertan en parlamentarios nacionales el próximo martes (algo a lo que el tribunal no puede negarse al no haber todavía una sentencia que, en caso de condena, les inhabilite), los cuatro diputados y el senador no podrán desempeñar sus cargos. Será el propio Supremo el que comunique a las Cortes esa suspensión, si bien no está claro si lo hará de oficio, a instancias de la Fiscalía o ante una consulta que le formulen las respectivas cámaras.

Desde la instrucción de la causa del procés, el Alto Tribunal ha dejado claro que una cosa es el derecho a concurrir a las elecciones y poder ser elegido (algo a lo que solo una sentencia condenatoria puede imponer) y otra el ejercicio de esas funciones cuando el mismo colisiona con una medida cautelar como es la prisión preventiva, máxime cuando el diputado en cuestión ya fue en las listas cuando se encontraba en una situación de prisión provisional.

Así como en el caso del Parlament la situación se resolvió con una delegación de voto, Congreso y Senado no la prevén en un caso como este, con lo que o bien tendrán que renunciar para que corra la lista o los grupos independentistas contarán con cuatro votos menos en la investidura de Pedro Sánchez. En ese caso, el líder socialista podría salir elegido en segunda votación solo con los votos de Podemos, PNV, Coalición Canaria y el Partido Regionalista.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *