El siglo perdido del islam

En el repaso sumario que el Santo Padre hizo ayer de los focos de guerra en el mundo, en su tradicional mensaje navide√Īo para rezar por la paz, el √ļnico pa√≠s que cit√≥ del hemisferio occidental fue Venezuela. El resto de las crisis b√©licas -comenzando por la de Israel y Palestina, el llamado proceso de paz que para hacer honor a su nombre no puede interrumpirse- se situaron en el coraz√≥n del mundo musulm√°n. Hoy Siria, Yemen y Libia, en su d√≠a el L√≠bano y Argelia. ¬ŅQui√©n se atreve a mantener a√ļn que esos conflictos son solo restos at√°vicos del colonialismo europeo o de la guerra fr√≠a? Basta adentrarse t√≠midamente en cualquiera de esas crisis para advertir que son ante todo luchas fratricidas por af√°n de poder, inspiradas por ideolog√≠as pol√≠ticas que tienen el islamismo como tronco com√ļn. La yihad terrorista que merodea por Occidente es un solo una descarga peri√≥dica de ese torbellino de pasiones que rompe en las metr√≥polis.

No siempre fue as√≠. Durante m√°s de un siglo, el mundo musulm√°n acept√≥ su retraso con el mundo europeo, y trat√≥ de adaptar la tradici√≥n isl√°mica a los adelantos cient√≠ficos y pol√≠ticos de Europa. La traum√°tica desaparici√≥n del califato turco tras la Primera Guerra -que manten√≠a su autoridad religiosa y psicol√≥gica sobre todo el islam- produjo un hondo vac√≠o, que enseguida cubri√≥ el islamismo pol√≠tico, la afirmaci√≥n de que ¬ęel islam es la soluci√≥n¬Ľ, y la determinaci√≥n de islamizar las sociedades √°rabes, si era preciso con el uso de la fuerza.

El a√Īo t√≥tem para los estudiosos es 1928. Ese a√Īo naci√≥ en Egipto el movimiento de los Hermanos Musulmanes, de cuyo costado nacer√≠an -seg√ļn Samir Khalil Samir- todos los movimientos radicales posteriores. El fundador fue Hassan al Banna (1906-1945). El ¬ęprofeta¬Ľ, Sayyid Qutab, colgado en agosto de 1966 por N√°ser. Hoy, Al Qaida, los talibanes y el autodenominado Estado Isl√°mico, tratan de ser tan solo alumnos aventajados de esa doctrina alucinante, que tiene acomplejados a la mayor parte de los eruditos del Cor√°n.

Francisco de AndrésRedactorFrancisco de Andrés

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!