El “segundo pulmón de la humanidad”, también en llamas

En el centro y el sur de África se expanden incendios forestales; la selva tropical de la cuenca del río Congo está en riesgo

DAKAR, Senegal.- Mientras las sombrías imágenes de la Amazonia bajo fuego circulan por el mundo, una gran y potencialmente devastadora serie de incendios se extiende por el centro de África y parte del sur del continente.

Entre las regiones en riesgo está la selva tropical de la cuenca del río Congo, la segunda más grande del planeta después de la Amazonia, que queda en su mayor parte en la República Democrática del Congo. La región absorbe enormes cantidades de dióxido de carbono, esencial para la lucha contra el cambio climático, y ha sido denominada el “segundo pulmón de la humanidad”.

En la Cumbre del G-7 del fin de semana pasado en Biarritz, en medio de una disputa global sobre cómo manejar las llamas en Brasil, el presidente francés, Emmanuel Macron, reconoció que consideraba un plan de asistencia para África.

Sin embargo, a pesar de la indignación en redes sociales por la poca atención que recibieron, los expertos advierten sobre los riesgos de comparar la situación en África y América del Sur. Mientras los incendios corren a través de zonas forestales ambientalmente críticas en Brasil y Bolivia, en África Central incineran sabanas y matorrales, y queman solo los bordes de la selva tropical, dijo Lauren Williams, experta de Global Forest Watch en Kinshasa, la capital congoleña. En África Central, al igual que en otras partes del mundo, los incendios en esta época del año son muy comunes. Mientras algunos se originan naturalmente durante la estación seca, otros son iniciados intencionalmente por agricultores para limpiar la tierra y mejorar los rendimientos de los cultivos.

En América del Sur, las llamas se extendieron a zonas sensibles y se descontrolaron. En África, algunos expertos temen el mismo resultado y dicen que los gobiernos centroafricanos pueden estar inadecuadamente preparados para combatir los incendios. Irène Wabiwa Betoko, gerenta forestal de Greenpeace en Kinshasa, dijo que los gobiernos regionales están menos equipados para combatir estos incendios que los sudamericanos.

“Si atrapa la selva tropical en la cuenca del Congo, será peor que en América del Sur”, advirtió Betoko. “Llamamos a los gobiernos para que no guarden silencio. Comiencen a actuar ahora para asegurarse de que estos incendios no se salgan de control”. Los datos analizados por Global Forest Watch muestran que Angola ocupa el primer lugar en el número de alertas de incendios, mientras que Brasil ocupa el segundo; los siguen Zambia y la República Democrática del Congo.

Agencia AP y The New York Times

Lee más: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!