El Rey destaca la lealtad de ABC con ¬ęla defensa de Espa√Īa¬Ľ

Para quienes apreciamos y admiramos el buen periodismo, tan central y necesario para las sociedades libres, siempre resulta reconfortante volver a ABC. Es un verdadero placer para la Reina y para mi volver a esta casa, y compartir, con todos los que os que aquí os reunís, esta tradicional noche de los Cavia: los Premios Mariano de Cavia, Luca de Tena y Mingote. Y un honor, como en otras ocasiones, poderlos entregar.

Aqu√≠ se han escrito, y se siguen escribiendo, muchos de los mejores textos de la historia de la prensa espa√Īola. Algunos, desde luego, son alta literatura. Perdurar√°n m√°s all√° de las inevitables premuras y contingencias de la informaci√≥n, al igual que muchos de los millones de fotograf√≠as, grabados y dibujos conservados en el inigualable archivo de ABC.

Esta es tambi√©n la casa de la memoria, la de un diario que en el pr√≥ximo mes cumplir√° 116 a√Īos de vida y que sigue contando nuestra historia con pulso y rigor. Lo hace cada d√≠a, y hoy, con su edici√≥n digital, las 24 horas de cada jornada.

En 1920 el mundo estrenaba los m√°s tarde denominados ¬ęalegres a√Īos veinte¬Ľ. Fue la era del charlest√≥n, el tango, el jazz. Tambi√©n la de la Ley Seca en los EEUU, o la que se cerr√≥ con la gran crisis del 29. En 1920 las grandes potencias intentaban dar una oportunidad a la paz constituyendo la Sociedad de Naciones, embri√≥n de la futura ONU. La vida cultural palpitaba. En la decoraci√≥n mandaba el art dec√≥ y las vanguardias m√°s vibrantes estimulaban al mundo desde el riesgo creativo. En Espa√Īa, en 1920 nac√≠a el m√°s cl√°sico e importante de nuestros premios de periodismo, el Mariano de Cavia. Su propio nombre da fe del talante liberal que siempre ha distinguido a ABC, pues en realidad Cavia trabajaba en un diario competidor.

Es una magnifica realidad que, con estos premios ‚ąípronto centenarios‚ąí ABC contin√ļe honrando su memoria. Pero al mismo tiempo debemos celebrar que el peri√≥dico siga siendo una obra viva, absolutamente vigente en este siglo XXI, tan del universo de internet y de los desaf√≠os como la Inteligencia Artificial; en fin, tan lleno de oportunidades como de riesgos.

La f√≥rmula del √©xito de ABC es sofisticada, se compone de ingredientes variados. Si tuviese que quedarme con el esencial, elegir√≠a la lealtad permanente a sus valores: muy destacadamente la defensa de Espa√Īa, de su unidad y sus principios constitucionales, de nuestros derechos y libertades. Para satisfacci√≥n de quienes hac√©is cada d√≠a este peri√≥dico, el p√ļblico sigue acompa√Ī√°ndoos en la era digital, como refleja el dato de que este a√Īo ABC ha sido l√≠der entre la prensa digital espa√Īola, seg√ļn el auditor de referencia del sector, ComScore.

Con los galardones de esta noche, los premios de periodismo de ABC est√°n una vez m√°s a la altura de su prestigio. El premio Mariano de Cavia, que reconoce la val√≠a de un art√≠culo, ha reca√≠do sobre Gregorio Mara√Ī√≥n y Bertr√°n de Lis, marqu√©s de Mara√Ī√≥n. Es miembro de una estirpe de grandes intelectuales humanistas y √©l mismo un hombre distinguido en todo tipo de aventuras culturales, de la prensa a la √≥pera, del arte al ensayismo.

La tribuna premiada se titula ¬ęLa desmemoria que no cesa¬Ľ y fue publicada en el diario ¬ęEl Pa√≠s¬Ľ. Mara√Ī√≥n reivindica con br√≠o y con brillo la obra de reconciliaci√≥n nacional de la Transici√≥n. En su ensayo aboga por renovar aquel gran pacto de concordia, que los espa√Īoles acabamos de evocar en los actos de conmemoraci√≥n de los 40 a√Īos de la Constituci√≥n. Felicidades Gregorio, y gracias.

Cuando en el futuro se haga balance de 2018 probablemente ser√° recordado como el a√Īo de las mujeres, aquel en el que resonaron con fuerza por todo el orbe sus leg√≠timas reivindicaciones y denuncias. El premio Luca de Tena, que reconoce una trayectoria period√≠stica sobresaliente, ha reca√≠do en Pilar de Yarza Mompe√≥n, presidenta-editora de ¬ęEl Heraldo de Arag√≥n¬Ľ, una gran dama de la prensa y tambi√©n una pionera. Nacida en la cuarta generaci√≥n de una familia de editores, Pilar estudi√≥ Enfermer√≠a, pero inevitablemente acab√≥ sintiendo la llamada de la que Garc√≠a M√°rquez llamaba ¬ęla profesi√≥n m√°s bonita del mundo¬Ľ: el periodismo.

Al frente de ¬ęEl Heraldo¬Ľ acometi√≥ una gran obra de modernizaci√≥n, que hoy contin√ļan sus sobrinos, quienes han dado un paso m√°s, transform√°ndolo en el pujante grupo ¬ęHenneo¬Ľ. Pilar es una de esas editoras que siempre han sabido que en periodismo el mejor negocio se llama calidad y verdad. Nuestra enhorabuena a ti, Pilar, pero tambi√©n a tu familia y colaboradores.

El leon√©s Jes√ļs Fern√°ndez Salvadores, nacido en Benavides de √ďrbigo, ha sido desde muy joven un apasionado y un estudioso de la fotograf√≠a. Como fotoperiodista de ¬ęDiario de Le√≥n¬Ľ su mirada enmarca estampas de la vida que sin su trabajo tenaz tal vez habr√≠an pasado injustamente ignoradas. En agosto de 2017 se produjeron unos terribles incendios forestales en dos peque√Īas poblaciones del Oeste de Le√≥n. Se vivieron escenas angustiosas. La c√°mara de Jes√ļs capt√≥ una de ellas: la perplejidad azorada de una mujer rodeada por un tel√≥n de humo y fuego. Una fotograf√≠a que transmite la provisionalidad de la condici√≥n humana y que ha merecido el Premio Mingote.

Al felicitarte, por esa visión, esa agudeza y sensibilidad, no dejamos de recordar a tantos que, especialmente en Galicia, León y Asturias, pero también y tan trágicamente en nuestra vecina Portugal, sufrieron aquella oleada de fuego y destrucción.

Un intelectual madrile√Īo. Una editora aragonesa. Un fot√≥grafo leon√©s. Tres espa√Īoles a los que une el gusto por el trabajo bien hecho, la ilusi√≥n de buscar cada d√≠a un algo m√°s, el af√°n por contribuir al bien com√ļn desde la tarea particular que han elegido. Personas como ellos, y afortunadamente contamos con muchas, son esos buenos ejemplos de personas que de verdad construyen cada d√≠a un formidable pa√≠s, que es el nuestro, Espa√Īa.

Por eso me gustar√≠a concluir estas palabras llamando a la ilusi√≥n y a la esperanza, a la confianza en un buen futuro para Espa√Īa. Un deseo que hago extensivo al mundo que hoy ensalzamos, el del periodismo, que batalla en un nuevo entorno tecnol√≥gico de creciente complejidad y en condiciones de competencia nada f√°ciles.

Necesitamos grandes peri√≥dicos, como ABC. Necesitamos periodistas y editores comprometidos con la b√ļsqueda de la verdad y capaces de exponerla con libertad y sin presiones. Necesitamos medios libres, pr√≥speros y de alta calidad; diarios fieles a los hechos y lib√©rrimos en sus opiniones. En Espa√Īa, afortunadamente, los tenemos y conf√≠o en que los sabremos cuidar y preservar, porque son el espejo de nuestras vidas, el √°lbum de nuestra memoria y a veces incluso un basti√≥n en defensa de la libertad.

Muchas gracias.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!