El regreso del péndulo argentino

¬ŅCu√°l es el producto argentino mejor fabricado? El p√©ndulo. Los p√©ndulos argentinos son elogiados por los ciclot√≠micos de todo el mundo porque nunca fallan. La Argentina fabrica los mejores p√©ndulos porque somos expertos en oscilar, invariablemente, del todo a la nada. Una y otra vez pasamos de la expectativa al desencanto, de la depresi√≥n a la euforia, o de algo o alguien que nos salvar√° a que “eso no sirve para nada”. En otro cap√≠tulo m√°s del p√©ndulo argentino, dentro de dos semanas tendremos las PASO que, gracias al inefable aparatito, para una parte del gobierno pasaron de ser “un derroche gigantesco de plata” a “vayan todos a votar el domingo 11 porque se trata de un test crucial donde se juega si queremos ser un pa√≠s normal o Venezuela”.

¬ŅY todo por qu√©? Por el miedo a c√≥mo reaccionar√° el bicho. El bicho es el mercado. Y el mercado es un bicho miedoso. Se cuenta que un d√≠a de abril le acercaron una encuesta de una consultora muy seria que le daba 9 puntos arriba a Cristina sobre Macri en segunda vuelta. Y el bicho, asustado, le tir√≥ un tarasc√≥n al peso y le arranc√≥ un 4 por ciento de su valor. Aterrado por semejante petardo, huy√≥ despavorido desarmando posiciones por millones de d√≥lares, hizo subir los seguros contra default y el riesgo pa√≠s. Otra vez el p√©ndulo: el mercado ya no era “el que te bancaba el gradualismo, tu sost√©n, tu c√≥mplice y todo. Y en la calle codo a codo”.

Cuando lo lograron calmar, el bicho pudo verbalizar su terror: “El problema es que hay 100.000 millones de d√≥lares emitidos en 2 a√Īos y medio y estos fondos gigantes que compraron los bonos pensaban que Macri iba a seguir y ahora tienen dudas”. Declaraciones del bicho en abril. ¬ŅY ahora qu√© opina?

Seg√ļn un alt√≠sima fuente de econom√≠a que hemos podido consultar esta semana -la Fontana di Trevi- el mercado tiene priceado, es decir, contemplado o medido seg√ļn sus intereses, los resultados de la PASO de esta manera: si no gana el oficialismo, se toma como un resultado positivo una derrota de hasta 5 o 6 puntos porque es reversible en octubre. Y cuanto m√°s lejos de obtener un 45 por ciento est√© la f√≥rmula de los Fern√°ndez, mejor. Es decir: se prefiere una derrota de Macri de 38 a 32 que otra de 42 a 36 (recordar que el que obtiene 45 por ciento gana autom√°ticamente). ¬ŅQui√©n ganar√°? La fuente consultada dice que no cree que haya sorpresas. Y que, si las hubiera, ser√≠an a favor del oficialismo. Se basa en encuestas y olfato. (recordar que existe la andropausia pol√≠tica, que se manifiesta con la p√©rdida de la capacidad olfativa. No tiene por qu√© ser este caso)

¬ŅEs posible “ponerle plata en el bolsillo a la gente”? ¬ŅY volver a “prender la econom√≠a”, como propone Alberto? Seg√ļn la fuente consultada, ning√ļn pa√≠s creci√≥ en serio fomentando irresponsablemente el consumo. Al mismo tiempo, admite que el gobierno tiene muchas dificultades para comunicar temas econ√≥micos. Por eso el foco gira t√≠midamente hacia otro lugar clave: la “paleta de valores”. A√ļn sin demasiado fervor, algunos funcionarios recuerdan en cada aparici√≥n p√ļblica que Cambiemos es un proyecto no autoritario, que propicia la libertad de pensamiento y que todos se puedan expresar sin miedo. Hacen bien en recordarlo, porque el kirchnerismo no fue solo un qu√© sino un c√≥mo. Un modo de ejercer el poder y de gozar con √©l. Basta googlear y ver el disfrute manifiesto en la cara de algunos funcionarios K cuando les preguntaban si iban a intervenir o expropiar tal o cual cosa. El “estamos evalu√°ndolo” no confirmaba que lo iban a hacer, pero era una exhibici√≥n gozosa de que pod√≠an hacerlo. En ese juego perverso se vivi√≥ muchos a√Īos. Y (casi) todos aceptaron jugarlo.

Hace poco le preguntaron al analista pol√≠tico Marcos Novaro qu√© le parec√≠a ese nuevo grupo de WhatsApp llamado “Nuestra voz”, que nuclea a 250 empresarios. ¬ŅPara qu√© hicieron el grupo? La respuesta de Novaro fue contundente: “Fueron muy lejos en su adaptaci√≥n al kirchnerismo. Y se asustaron de lo flexibles que pod√≠an ser”.

ADEM√ĀS

Lee m√°s: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!