El régimen cubano incumple sus propias leyes y prohíbe la salida de opositores del país

Aunque sea infringiendo su propia legislación, el régimen cubano no está dispuesto a poner las cosas fáciles a los opositores que deseen abandonar la isla y llegar a la Unión Europea. Las imágenes captadas la pasada semana por el disidente Ernesto Oliva Torres muestran cómo varios funcionarios le impidieron viajar a Madrid, donde iba a participar en un acto de la Fundación Democracia y Libertad. Eliécer Góngora y Carlos Oliva Rivery, que también se disponían a llegar a España, sufrieron la misma restricción, a pesar de tener su pasaporte en regla.

«El Gobierno cubano dice que no prohíbe viajar, dice que todo cubano que tenga pasaporte puede viajar, pero no es así», denuncia Javier Larrondo, representante de la organización opositora Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) en la Unión Europea (UE). «Tienen bases de datos, llamadas “regulación”, que están fuera de la ley. Es la primera vez que les pillamos ejecutando una “prohibición de salida”», añade, subrayando que el vídeo, publicado hoy en ABC, por fin prueba cómo los funcionarios del aeropuerto emplean esa fórmula -«prohibición de salida»- para evitar que los disidentes salgan del país, a pesar de que la legislación no contempla una restricción de ese tipo desde hace al menos seis años. «Antes de 2012 -explica-, el régimen prohibía el viaje sin disimular. Luego hizo una ley migratoria donde afirmaba que todo el mundo podía tener pasaporte y viajar, pero a la vez mantuvo una base de datos paralela, ilegal, para evitarlo. Están engañando a la UE».

«Hay más de cien casos de activistas a los que les han impedido viajar al exterior en una o más ocasiones», denuncia el disidente José Daniel Ferrer García, coordinador general de la UNPACU. «Los opositores -lamenta- solo somos la punta del iceberg de un problema mayor. El régimen se atribuye el derecho de prohibir la salida al exterior: los médicos, los militares y los deportistas también tienen regulada la salida, retirándoles un derecho regulado por la Declaración de Derechos Humanos».

Además, tanto para Larrondo como para Ferrer García, el vídeo supone la prueba definitiva de las irregularidades del régimen cubano, mil veces denunciadas pero nunca con una prueba tan contundente. «Estos activistas -subraya Ferrer García- no han sido objeto de ninguna vista oral donde un tribunal les haya prohibido salir del país. Es una decisión de la policía política de Cuba». Y da algunos nombres de los más de cien casos de opositores afectados, además de él mismo o Bertha Soler Fernández, de las Damas de Blanco: Carlos Amel Oliva Torres, Katherine Mojena Hernández, Carlos Oliva Rivery, Zaqueo Báez Guerrero y Eliécer Góngora Izaguirre.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!