El quirófano amenaza a Umtiti

Extrema preocupación en el Barcelona después de que Samuel Umtiti recayera el pasado martes de las molestias en la rodilla izquierda que le tuvieron casi un mes y medio de baja y que le obligaron a perderse nueve partidos (cinco de Liga, tres de Champions y uno de Copa del Rey). En aquel momento llegó a barajarse la posibilidad de que el francés pasara por el quirófano pero finalmente se optó por un tratamiento conservador que acabó dando resultado. Tras reaparecer en el Wanda Metropolitano el pasado fin de semana y completar los noventa minutos ante el Atlético de Madrid, se ha resentido de ese dolor que le hizo estar tanto tiempo de baja. Tras recaer el pasado martes durante el último entrenamiento antes de medirse al PSV, los servicios médicos decidieron conjuntamente con los técnicos que causara baja para el encuentro ante el equipo holandés. Ya se olía algo antes de viajar a Eindhoven cuando en la convocatoria se incluyó a Chumi, central del filial, que acabó estando en el banquillo.

Las pruebas médicas a las que han sometido al jugador esta mañana determinan que pasar por el quirófano sería la solución más segura para acabar con su dolencia pero Umtiti se resiste a que le toquen la articulación, ya que supondría prácticamente despedirse de la temporada, ya que debería permanecer unos cinco meses de baja. Los galenos del club catalán priorizan recuperar bien esa rodilla izquierda pensando en las próximas temporadas que permitir que el jugador siga jugando y que se empeore. En cualquier caso, en la secretaría técnica también están pendientes de la evolución del futbolista galo, ya que si finalmente pasa por quirófano el Barcelona acudiría a este mercado invernal para reforzarse adecuadamente, ya que en estos momentos se considera insuficiente afrontar las tres competiciones únicamente con Piqué, Lenglet y Vermaelen, que también está lesionado y lleva mes y medio de baja.

En el club confían en el criterio médico y tratarán de convencer al futbolista. Justo antes del encuentro ante el PSV expuso su opinión Guillermo Amor, que actuaba como portavoz de la entidad. «Umtiti tuvo unas molestias en la misma rodilla y veremos qué es lo que es. Esperaremos un poquito y serán los doctores los que dirán a qué nos atenemos o qué es lo que hay que hacer», explicó el director de relaciones institucionales, que añadió: «Confiamos en nuestros servicios médicos, que son fabulosos y muy buenos. Seguro que Umtiti se pone bien». Amor no se mostró tan taxativo a la hora de valorar la decisión del club si se queda sin el central durante los próximos meses, aunque tampoco descartó la posibilidad de acudir al mercado invernal, como ya hiciera el año pasado cuando se fichó a Yerry Mina. «No lo sabemos. De momento, analizaremos bien si hace falta o no, si merece la pena ir al mercado. Una vez esté funcionando, siempre puede haber cualquier movimiento. Lo que llegue, llegará», concluyó.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!