El PSPV busca ahora reformar la ley para revocar el mandato de Camps en el Consell Jurídic

La presidenta del PPCV, Isabel Bonig, ha asegurado este martes que corresponde al expresidente Francisco Camps decidir si continúa o no como miembro nato del Consell Jurídic Consultiu (CJC) y ha incidido que con la ley actual no se puede exigir su dimisión.

En la rueda de prensa posterior a la Junta de Portavoces, todos los grupos menos el PP han reclamado a Camps que abandone el CJC, al que pertenece como expresidente, tras su cuarta imputación, tras conocerse que el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata le investiga por el contrato a Orange Market, empresa de la trama Gürtel, para la instalación del stand de la comunidad en Fitur en el año 2009.

Bonig ha remarcado que los ‘populares’ son “tremendamente respetuosos” con las decisiones judiciales y en ese caso concreto “está juzgado y hay una sentencia”, en virtud de la que hay personas cumpliendo las penas y en la instrucción y el juicio se solicitó la imputación de Camps y no se determinó.

En todo caso, ha rehusado valorar esta última decisión judicial y ha resaltado que el expresident “ya no forma parte del partido ni de la administración valenciana” y ocupa el cargo en el CJC en virtud de la ley actual, que establece los supuestos para el cese.

Por ello, ha pedido a la presidenta del órgano consultivo que “se pronuncie y diga si es legal pedir la dimisión” de Camps, ya que mientras no se modifique la ley no está obligado a dejar el CJC, al tiempo que ha instado a los grupos, si así lo desean, que “modifiquen la ley para que diga que con una imputación la gente se tiene que marchar a su casa”. Preguntada sobre si ella, estando en la situación de Camps, seguiría, ha señalado que “es una decisión que corresponde a Camps”.

En todo caso, ha reclamado “la misma vara de medir para todos” y ha recordado el caso del socialista Jorge Rodríguez, o la vicealcaldesa de Castellón, Ali Brancal, entre otros. Las responsabilidades políticas, ha indicado, “para todos, coherencia”.

Tras estas palabras, el portavoz de Compromís, Fran Ferri, ha señalado que Camps debería dejar el CJC y se ha preguntado cómo Bonig pueda plantear si “es legal pedir una dimisión”. “¿Por qué no pide la dimisión abierta? Ahí están las muestras del PP sobre su regeneración?”, ha señalado.

A su juicio, los ‘populares’ deberían pedir su dimisión y él irse “de manera inmediata” por haber sido “el epicentro de todas las tramas corruptas”. De hecho, ha cuestionado “cómo puede una persona que parece estar implicada en casos de corrupción seguir asesorando jurídicamente al Consell y a Les Corts”.

Mecanismo «superexcepcional»

Por su parte, las palabras de Boning han hecho a su homólogo socialista, Manolo Mata, “reconsiderar” la postura de su grupo respecto a la posibilidad de aprobar algún mecanismo de revocación, ante el hecho de que no haya una “presión política” por parte del PP para que dimita “y se escuda en el tema legal”.

Manolo Mata ha señalado que después de las manifestaciones de Bonig van a reconsiderar la posibilidad de aprobar la revocación de los mandatos ya que, aunque hasta ahora siempre ha defendido que un expresidente debe estar en el CJC porque es “un derecho”, las palabras de la dirigente ‘popular’ le han hecho plantearse que “igual hay que pegarle una vuelta” a ese mecanismo de revocación (que se planteó en la reforma que se tramita en Corts y que rechazaba en un principio).

El socialista ha destacado que a nivel judicial la presunción de inocencia está ahí, pero en el ámbito político “debería ser un clamor que Camps se fuera” y, por ello, verán en la ley cómo se puede establecer “un mecanismo superexcepcional, con una supermayoría, para revocar privilegios”.

En todo caso, ha precisado que duda que, de aprobarse, pudiera aplicarse a este caso y ha destacado que el PSPV no hace “casos particulares”. A su juicio, este “excede lo razonable, no es puntual”, porque Francisco Camps “tiene uno tras otro”.

Mata ha remarcado que el caso de Jorge Rodríguez es diferente porque ha pagado “un precio político brutal” dejando la Diputación de Valencia y está investigado por la contratación de tres directivos, en un caso con secreto de sumario.

Podemos insiste en la reforma legal

La portavoz adjunta de Podemos, Fabiola Meco, ha recordado que su grupo cree que Camps es un ‘Molt Honorable’ “muy cuestionable” y con cuatro imputaciones “es un mal representante de la ciudadanía” y debería asumir responsabilidades políticas y apartarse. “Ya lo hizo una vez, no estaría de más que con el plantel de ahora, que es más complicado, tenga la dignidad para con el pueblo valenciano de apartarse”, ha defendido.

Ha incidido en que se deben abordar los “privilegios” de los expresidentes y el Botànic “debería tener una voluntad para avanzar en esta materia”, ya que hay dos fuerzas, en alusión a Podemos y Compromís, que quieren hacerlo, pero el PSPV, junto al PP, es “reticente”.

Por ello, ha emplazado –antes de las declaraciones realizadas por Mata– a los socialistas a “reconsiderar su postura y explorar nuevas posibilidades de acuerdo porque esta reforma está en el Acord del Botànic, está entre las leyes que se acordaron impulsar antes del final de la legislatura y esperan sea “como las tres fuerzas quieren, no como el PSPV imponga que sea”.

Juan Córdoba (Ciudadanos) ha indicado que este “personaje nefasto para la política valenciana” debe dejar el CJC y ha mostrado su apoyo a que “personas de este estilo abandonen las instituciones valencianas”.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!