El PSOE valenciano apoya dos resoluciones que ponen en cuestión al Gobierno central

Las Cortes Valencianas tienen previsto aprobar este jueves dos declaraciones institucionales dirigidas al Gobierno central. Ambas incluyen el apoyo del PSPV y una de ellas ha sido, incluso, promovida por este grupo en consonancia con los posicionamientos públicos de los últimos días.

Es la referida a la defensa del trasvase Tajo-Segura después de que el Ministerio de Transición Ecológica paralizara una transferencia de 20 hectómetros cúbicos para los regantes previstos para noviembre y sólo autorizara el envío de 7,5 con destino exclusivo a abastecimiento humano. Tras conocer la decisión, el propio Consell que dirige Ximo Puig amenazó con ir a los tribunales si no se rectificaba.

La declaración institucional que saldrá del Parlamento autonómico tiene el objetivo de «recordarle al Gobierno de España» que esta infraestructura «es innegociable», según ha explicado el portavoz del PSPV, Manolo Mata. «Ha de garantizar las demandas de agua tanto para la agricultura como de boca en la Vega Baja y en la provincia de Alicante en su conjunto», ha señalado.

En el texto se insta al Ejecutivo central a mantener el aporte de agua del Tajo-Segura en las condiciones y términos que establece la normativa actual, incluyendo la consulta a la Generalitat Valenciana y a los propios usuarios sobre las necesidades semestrales y mensuales. «Asimismo, solicitamos que la Comisión de Explotación del Acueducto Tajo-Segura se reúna siempre en la primera semana hábil del mes, con la salvedad de contar con dos días para realizar el balance del día 1 de cada mes», añaden.

Mata ha recordado, además, que Ximo Puig anunció que, en el caso de que esta «fuera una actitud sostenida del Gobierno de España», habría que ir al proceso contencioso-administrativo «con toda normalidad para defender los intereses de esta tierra».

Financiación

La otra declaración institucional, relativa a la financiación autonómica, ha sido promovida por Compromís, como ya anunció en la última sesión de control al jefe del Consell. En un dardo dirigido a Puig, el portavoz de la coalición, Fran Ferri, proponía que las Cortes aprobaran una resolución para que se exija la presentación del proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2019, y que estos contemplen los puntos de la «agenda valenciana» aprobados por unanimidad en la Cámara. Una intervención que acompañó con duras críticas al Ejecutivo central, asegurando que Sánchez le recordaba a Rajoy al intentar dirigir a base de decreto.

En la bancada socialista hubo poca reacción. El presidente de la Generalitat hizo caso omiso de cada uno de los comentarios de lo que se aventuraba un aprieto. Finalmente, el PSPV ha optado por contentar a sus socios y apoyar el texto que exige a Sánchez que presente cuanto antes las cuentas -aunque no tenga los apoyos previos- y que éstas contemplen las diferentes resoluciones aprobadas por las Cortes, especialmente aquellas en las que se consideran insuficientes las inversiones para la Comunidad Valenciana.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!