El PSOE exige a Ciudadanos que diga con quién va a pactar en Andalucía, pero se niega a hacer lo propio

El PSOE reclama a Albert Rivera que manifieste con quién va a pactar tras las elecciones andaluzas, a la vez que se evita manifestar cuál debe ser la apuesta de Susana Díaz respecto a si debería buscar un nuevo pacto con Ciudadanos o apostar por Adelante Andalucía, la marca en la que se incluyen Podemos e Izquierda Unida.

La portavoz del comité electoral del PSOE, Esther Peña, ha mantenido hoy lunes en Ferraz la estrategia de no parar de mencionar a Vox durante toda la rueda de prensa, generando no solo una asociación natural con PP y Ciudadanos, sino llegando a plantear que la formación de Santiago Abascal la que está liderando la campaña en ese espectro: «Es Vox el que marca la hoja de ruta en la derecha», ha asegurado Peña, criticando al PP de hacer «seguidismo» de Vox y tanto a Casado como a Rivera de ir «a remolque de ese laboratorio de ideas de Vox en Andalucía».

La única bolsa de voto relevante que trasciende el eje izquierda derecha es la que se produce entre los electores que dudan entre PSOE y Ciudadanos. Antes incluso de la moción de censura la dirección federal socialista inició una campaña general para arrinconar a Ciudadanos hacia la derecha. Si entonces ese planteamiento incomodaba a una Susana Díaz que gobernaba gracias al visto bueno de Juan Marín, ahora ese argumentario se convierte en eje de campaña. «Los andaluces se merecen que nos explique Ciudadanos y Albert Rivera si va a pactar con Vox. ¿Qué comparte con Vox?», ha reclamado Peña, que se ha referido a los que en el PSOE llaman «las derechas» como a un «frente demagógico y faltón».

Pero a la vez que reclama esa claridad a Rivera, los socialistas evitan comprometerse del mismo modo: «El proyecto que lidera (Susana Díaz) ha dejado claro que quiere una mayoría que no bloqueé Andalucía», ha planteado Peña, que acto seguido se volvía a preguntar «¿Ciudadanos a quién va a apoyar? ¿Va a apoyar a Vox?».

Desde el PSOE apuntan a una «recta final interesante» porque existe «un alto porcentaje de andaluces que no sabe que va a votar», y ha vaticinado que «unos y otros vamos a dar motivos para que se configure una mayoría robusta», que es la expresión a la que se ha aferrado para evitar hablar de pactos. «El objetivo es conseguir una mayoría rotunda y suficiente para no bloquear», ha defendido Peña, apuntando a las «muchas posibilidades de hacerlo en solitario».

Preguntada insistentemente por la cuestión de los pactos, Peña solo ha defendido que «los españoles votan los valores seguros» y que «hay partidos que tienen claro cuál es la hoja de ruta o los que están a hablar de otra cosa». Pero ha seguido parapetada en evitar declarar una preferencia: «No voy a entrar. Nos quedamos con que haya una mayoría importante», ha dicho, insistiendo en «que Cs despeje dudas porque no lo tenemos muy claro» y que desde el PSOE «no vamos a marcar nada», quedándose solo «buscamos mayoría suficiente para formar gobierno».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!