El PSOE dejará solo dos semanas de margen antes de la investidura para hablar con Iglesias

El PSOE sigue sin tener prisa. La próxima semana presentará su propuesta programática «mejorada» para tratar de forzar a Podemos y fuerzas nacionalistas a que permitan la investidura de Pedro Sánchez. En torno a 300 medidas que incluirán muchas de las demandas de la formación de Pablo Iglesias.

El secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, ha defendido hoy jueves que es el tercer programa que presentan los socialistas y ha reivindicado que han propuesto desde la campaña electoral diferentes fórmulas de acuerdo a Podemos.

Algo que contrapone con la actitud del resto de grupos. «¿Usted ha visto que se mueva alguien?», ha dicho hoy durante una entrevista en la Cadena Ser. Ábalos sí ha reconocido que tuvo lugar la renuncia de Iglesias a formar parte del Consejo de Ministros pero ha criticado que «la fórmula política es la misma», en el sentido de que Podemos no deja de reivindicar como única opción la coalición.

Ábalos ha descartado que ahora el PSOE pueda presentar la última oferta que le hizo a Iglesias en julio, que incluía una vicepresidencia y tres ministerios, y que fue rechazada. Para el PSOE el tiempo no ha pasado en balde. «¿Aquello fue una farsa? ¿Lo que era una humillación ya no lo es?».

El PSOE solo contempla ahora la posibilidad de que Podemos favorezca un Gobierno socialista en solitario a partir del programa que presentarán la próxima semana. Por eso no hay excesiva prisa en la negociación.

Hoy Ábalos ha confirmado que tras los encuentros que Sánchez ha celebrado con la sociedad civil la próxima semana se verá «con partidos de carácter territorial». Básicamente PNV y PRC. Y tal vez Compromís, con quien ya se reunió a comienzos de agosto. Sánchez busca buena voluntad de estas formaciones como elemento adicional de presión.

Ábalos ha dicho que ya nos iríamos «a la siguiente semana» para iniciar la ronda de contactos con los partidos de ámbito estatal. Es decir, la semana que arranca el lunes 9 de septiembre. A tan solo dos semanas para la investidura. El margen de negociación es muy escaso porque en Moncloa consideran que como tarde a mediados de mes tiene que ser la ronda de consultas del Rey. Aquí el PSOE sigue hablando de PP, Ciudadanos y Podemos. Aunque evidentemente el contacto fundamental es el que suceda con Pablo Iglesias.

El hombre fuerte del PSOE en el Gobierno ha dado buena muestra de que no pretende ceder ante Iglesias ni para evitar el adelanto electoral: «Siguen empeñados en poner unas condiciones. Como si dependiera la vida nuestra de las condiciones que nos pongan», ha cargado Ábalos. «¿Vamos a perder otra oportunidad de Gobierno progresista? ¿No va a haber Gobiero progresista porque este no incorpora a un partido?», se ha preguntado. Ese es el mensaje que el PSOE no va a dejar de repetir hasta el 23 de septiembre.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!