El PSdeG pone en riesgo el consenso sobre Meirás para proteger al Gobierno

Flaquea la unidad política en torno a la recuperación del Pazo de Meirás. Los partidos fracasaron hoy en su intento de exigir al Gobierno de Pedro Sánchez una mayor implicación en el proceso. Y todos los dedos apuntan al PSdeG. Los partidos acusan a los socialistas gallegos de querer proteger a toda costa al Gobierno de Sánchez, aún a riesgo de que el amago de uno de los nietos de Franco de entorpecer la operación se quede sin una respuesta política de altura.

Las negociaciones emprendidas en los últimos días no surtieron efecto. Los partidos trabajaron desde el lunes con la idea de aprobar una declaración institucional, para la que se necesita el consenso unánime de todos los grupos. Los motivos eran principalmente dos, al margen de expresar una condena por la intención de Francisco Franco Martínez-Bordiú de deshacerse de una parte del Pazo. Por un lado, la Cámara ratificaba así su compromiso con el retorno del Pazo al patrimonio público, y por otro, se instaba el Ejecutivo a iniciar las acciones legales para lograrlo.

Desde el principio el PSdeG mostró reparos. No tanto con el fondo, sino con la vía elegida. «No parece la más adecuada», previno Xoaquín Fernández Leiceaga. Ayer, sin embargo, los socialistas se autoenmendaron. Fue el propioPSdeG el que presentó una propuesta basada en el consenso fraguado el pasado mes de junio. Un texto que instaba a la Xunta a incorporarse al proceso civil como «coadyuvante adhesiva», que reclamaba que la recuperación del inmueble «no implique un nuevo coste para el pueblo de Galicia», y que pedía al Gobierno gallego que facilitara al Estado el dictamen de la comisión de expertos del Parlamento. Este último punto, sin embargo, ya está cumplido. La Consellería de Cultura confirmó que toda la documentación obra en poder de La Moncloa no desde hace días, sino desde el pasado verano.

Rotas las conversaciones, Leiceaga pasó al ataque. «Hay grupos políticos que desean sumarse a la operación de desgaste contra el Gobierno de Pedro Sánchez», clamó. Al igual que manifestara el secretario xeral del PSdeG, GonzaloCaballero, el portavoz parlamentario reclamó oxígeno; «un margen de tiempo razonable» para que diseñe el grueso de su estrategia legal.

En auxilio de Sánchez

Pero el resto de formaciones ven en los titubeos de los socialistas una suerte de proteccionismo hacia el Ejecutivo, asediado en estos momentos por varios frentes. En el PP, fuentes consultadas por ABC afirmaron que el diálogo fallido se debe a que los compañeros de partido de Sánchez no quieren «meter» a su Gobierno en otro frente. Un Ejecutivo al que, por otro lado, no le faltó arrojo para llevar adelante la exhumación de los restos de Franco del Valle de los Caídos.

En el seno de En Marea tampoco ven con buenos ojos las maniobras del PSdeG. Fuentes del partido instrumental confirmaron que no tienen repartos en respaldar una declaración institucional, siempre y cuando aporte «una demanda concreta al Gobierno» y se aparquen ya los emplazamientos genéricos. La confluencia avanzó también que en los próximos plenos promoverán iniciativas para seguir dando vida al debate.

En las filas nacionalistas, su líder Ana Pontón acusó a los socialistas de «estar más interesados en cobijarse bajo la sombra del señor Sánchez que en defender los intereses de Galicia. Para la líder del frente, el partido de GonzaloCaballero tendrá que explicar «su negativa a que se cumplan los acuerdos del Parlamento» y recordó al Gobierno que la reparación no pasa solo por Cuelgamuros. «No podemos aceptar que el Gobierno piense que con la retirada del dictador del Valle de los Caídos se cierra el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica», zanjó.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!