El PSdeG no permitirá la unanimidad sobre la deuda de 700 millones del Estado con Galicia

Tras una tarde muy intensa de intercambio de reuniones, emails y llamadas, los grupos han llegado a algunos acuerdos, pero han fallado en conseguir una unanimidad sobre la emergencia climática, sobre la que todos los partidos hicieron sus propias propuestas (hubo discrepancia desde el Grupo Mixto sobre la fecha de la neutralidad en el carbono, ya que aparecía como año el 2050 y defendían como fecha el 2040), o la violencia machista, tras la oposición de los grupos a aceptar la transacción que ofreció el PP. Los partidos de la oposición reclamaron que el PP rechazase los pactos con Vox. Tampoco habrá unanimidad sobre la deuda de 700 millones de euros del Estado a la Xunta, al abstenerse el PSdeG a las iniciativas del PP y del Grupo Común que incluyen esta cifra.

Los socialistas no comparten la cifra que concierne a la prima a las Comunidades Autónomas por cumplir con los objetivos de déficit y pide que este tema se resuelva cuando haya un nuevo Gobierno en el Estado. Así, el grupo socialista repetirá su posición ya expresada en el pleno sobre este tema antes del parón veraniego.

Tampoco habrá consenso sobre una proposición del PP para «reconducir las relaciones» del Gobierno con la Xunta, ya que el PSdeG ofrecía para votar a favor que se incluyese que hubiese lealtad entre todas las instituciones. Por otra parte, el PSdeG y el PP sí que se han puesto de acuerdo en otros temas, como en la condena de la violencia terrorista, o sobre Venezuela, que «reitera la solidaridad con el pueblo de Venezuela» ante la «grave» crisis que vive el país latinoamericano. Entre el resto de puntos en común, una vez más el PP y el PSOE evidenciarán una postura conjunta sobre el modelo de Estado ya que se manifestarán en contra de sendas propuestas relativas a modificar el marco constitucional para promover el derecho a decidir de los pueblos, recoge Efe.

En total se aprobarán 58 propuestas, las 40 del PP, que goza con mayoría absoluta, y 18 de la oposición, algunas con transacciones y otras con el texto original, aunque todo podría cambiar a última hora con alguna de las propuestas. Queda por conocer también el número definitivo de propuestas populares a las que se suma la oposición, aunque no sea necesario su voto afirmativo para que salga adelante. Esto podría provocar que hubiese alguna unanimidad en la Cámara.

Propuestas

Profundizando en las cuarenta propuestas de cada grupo, existen coincidencias en temas pero chocan profundamente en los enfoques. El PP incluye buena parte de lo anunciado por Feijóo el miércoles, como el plan estratéxico del Xacobeo o el Plan Estratéxico de Galicia 2021-2030. También la idea de promover la gratuidad en las guarderías a partir del segundo hijo, una idea que no fue respaldada por los otros grupos, que en buena parte insistían que la gratuidad se pudiese extender al primer hijo.

Los partidos de la oposición coinciden en un catálogo amplio de propuestas relacionadas con educación, sanidad, demografía o también la CRTVG. También hablan de las transferencias al Gobierno gallego desde el central. Por ejemplo el PSdeG pide una agenda de autogobierno y una revisión de la financiación autonómica. Otra propuesta, repetida en los diferentes grupos es la del retorno de gallegos a la Comunidad.

El Grupo Común da Esquerda habló ya por la mañana que se presentaría con unas propuestas realizadas «desde abajo y para los de abajo». El tercer grupo de la Cámara gallega se refiere también al retorno de gallegos en el extranjero, a medidas para poner coto al juego y controlar la ludopatía, un nuevo modelo industrial y «blindar presupuestariamente el derecho a la educación».

Desde el BNG siguen apostando por grandes clásicos como un concierto económico propio para la Comunidad. Al hilo, existen propuestas sobre aquellas medidas que apuesten por recuperar «el peso político» de Galicia, como la ya otras veces comentada tarifa eléctrica gallega o un pacto gallego por la ciencia. Por otro lado, propuestas que apoyen «el bienestar» y que aborden la situación de las mujeres: entre ellas, la reclamación de que se dedique el uno por ciento a la violencia machista, medidas de conciliación, y, como el PSdeG, una apuesta más amplia en la educación infantil, deslizando también la gratuidad para primeros hijos.

Por último, desde el Grupo Mixto centran buena parte de sus propuestas en la situación climática, aunque también presentaron propuestas sobre las emergencias «social y feminista», que junto a la climática fueron los ejes del discurso del miércoles de su portavoz, Luís Villares. Sobre este punto, En Marea pide un impulso a la igualdad. También reclama, algo que no hacen desde el Grupo Común da Esquerda, «el derecho a decidir de los pueblos».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!