«El PSCL ha faltado al respeto de los empleados de RTVCyL»

El vicepresidente de la Junta, José Antonio de Santiago-Juárez, acusó ayer al PSCL de «faltar a la honorabilidad, al respeto, la profesionalidad y la imparcialidad» de los trabajadores de la empresa privada Radio y Televisión de Castilla y León (RTVCyL) con sus «insinuaciones» de poca transparencia en la corporación y ha exigido «respeto» para todos ellos. Momentos después de participar en una reunión del Consejo de Corporación Local, el también consejero de la Presidencia criticó la actitud mostrada en el pasado pleno por los socialistas y su portavoz en las Cortes, Luis Tudanca, que llevó al hemiciclo una proposición para reformar el modelo de gestión de RTVCyL, empresa participada al 50 por ciento por Edigrup Media, propiedad de José Luis Ulibarri, procesado en la trama Gürtel e investigado en la operación Enredadera, según el sumario de la causa.

De Santiago-Juárez interpretó como una «falta a la profesionalidad» de los trabajadores de este medio los argumentos esgrimidos en el pleno por el socialista, quien también exigió que se retirara de la corporación al máximo accionista, el citado empresario leonés José Luis Ulibarri, Por este motivo, el vicepresidente recordó recordado que en los nueve años que lleva presidiendo la comisión de seguimiento de la TDT -órgano donde se debaten las cuestiones referidas a RTVCyL- «todas las propuestas se han aprobado por unanimidad» y «nunca nadie jamás ha puesto objeción alguna a nada», informa Efe.

Asimismo, insistió en que las subvenciones asignadas por esta comisión de seguimiento a la corporación mediática también siempre han salido con el apoyo unánime de todas las formaciones, de ahí que le haya «sentado muy mal» que ahora grupos como el Socialista y Podemos critiquen el modelo de gestión. «Han mentido y eso es profundamente triste», manifestó el vicepresidente.

Silván se defiende

Respecto al caso Enredadera, el alcalde de León, Antonio Silván, reiteró ayer que no ha cometido ningún delito, así como que tampoco está investigado por ninguna actuación fuera de la legalidad en relación con la operación al tiempo que reprochó la obsesión del portavoz socialista, José Antonio Diez, por alcanzar la Alcaldía. Silván aseguró que repetirá «las veces que haga falta» que no ha cometido «ningún delito» e indicó que la batería de preguntas realizadas por el PSOE en el pleno de ayer «corresponden a la arbitraria tendencia y reincidencia de atacar la honorabilidad del equipo de Gobierno del Ayuntamiento».

Por ello, Silván atacó al portavoz socialista porque a su juicio «quiere convertirse en alcalde de León a toda costa por la puerta falsa», al tiempo que lo que, ironizó, «es más fácil que se convierta en ministro de Pedro Sánchez que en alcalde».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!