El PSCL asegura que «las mujeres están marginadas con esta Junta»

El escaso número de mujeres en la nueva Junta de Castilla y León –tres consejeras en las diez áreas de gobierno– y entre los altos cargos -tres de veintiuno- ha desatado las críticas del principal partido de la oposición. «Las mujeres con este Gobierno de Castilla y León estamos marginadas sin duda alguna», aseguró ayer -un día después de que se produjesen los nombramientos del segundo nivel del organigrama del Ejecutivo regional- la secretaria del Grupo Parlamentario Socialista, Patricia Gómez. Al «estupor» con el que vieron en el PSOE el que sólo hubiese tres féminas al frente de las principales carteras, se unió también el observar el «grave y profundo desconocimiento» que, a su juicio, tiene el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, «de lo que significa paridad».

Se refirió Gómez a las declaraciones del también portavoz del Ejecutivo autonómico en las que, preguntado por la cuota femenina, aseguraba que «igualdad es igualdad independientemente del género, mérito y capacidad y la paridad es otra cosa». Y es que, para la representante socialista «la paridad es el vehículo para llegar a la igualdad real y efectiva y es lo que se toma como referencia para medir la calidad democrática de un país». Pero, además, aprovechó para recomendarle al consejero de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior que revise la Ley Orgánica 3/2007 de 22 de marzo sobre la Igualdad Efectiva entre Hombres y Mujeres. Es ahí, concretamente en su artículo 16, donde aparece reflejado que se procurará que exista «un compromiso de equilibrio» en la presencia de hombres y mujeres en las designaciones y nombramientos, algo que en el caso de la Junta «no ha ocurrido».

«A las dos formaciones del Gobierno -PP y Cs- las políticas de igualdad real y romper los techos de cristal y la brecha salarial les preocupa poco o nada», le reprochó Patricia Gómez al nuevo Ejecutivo. Es más, aseguró que en el PSOE se «temen» que «así será la tónica general en los próximos cuatro años».

«Más equilibrio»

Sobre este mismo asunto se pronunció ayer la consejera de Sanidad, Verónica Casado, designada por Cs dentro del Gobierno de coalición entre la formación naranja y el PP. Reconoció que le hubiese gustado una composición «más equilibrada». «Es bueno que tengamos paridad», subrayó después las declaraciones de Francisco Igea, el líder de Ciudadanos del pasado jueves tras el Consejo de Gobierno.

Si bien, la titular de Sanidad sí consideró que sería «injusto» no reconocer que las tres mujeres que componen el Ejecutivo regional disponen del 80 por ciento del presupuesto, un argumento que también esgrimió el vicepresidente de la Junta y que anteriormente también fue utilizado por el propio presidente, Alfonso Fernández Mañueco, en una entrevista a ABC.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!