El preso gallego que no regresó al penal en agosto aparece muerto y con signos de violencia

El preso gallego Fernando Iglesias Espi√Īo, que el 13 de agosto tendr√≠a que haber regresado al centro penitenciario de Pereiro de Aguiar (Orense), donde cumpl√≠a condena por haber matado a su mujer y a sus dos hijos en Jin√°mar (Gran Canaria), ha sido hallado muerto este jueves en una granja del ayuntamiento orensano de Pi√Īor de Cea. La Guardia Civil ha informado de la localizaci√≥n de su cuerpo en una finca junto a una granja y de la detenci√≥n de dos personas en el marco de una investigaci√≥n sobre la cual est√° decretado el secreto de las actuaciones. Los indicios obtenidos, infomar fuentes judiciales, apuntan a una muerte violenta y descartan un fallecimiento fortuito. Los dos detenidos pasar√°n estar tarde a disposici√≥n judicial y la causa ha sido declarada secreta.

El hombre se encontraba en la recta final de su condena de 25 a√Īos, que inici√≥ el 19 de octubre de 1996 con fin previsto el 9 de octubre de 2021.

Desde un inicio los investigadores mantenían todas las hipótesis abiertas, al no descartar que le hubiese podido suceder algo y tampoco que simplemente hubiese decidido no regresar, pese a haber cumplido más de tres cuartas partes de la condena.

Fernando Iglesias Espi√Īo, de origen pontevedr√©s, hab√≠a sido condenado a 54 a√Īos de prisi√≥n por el triple parricidio tras matar a su esposa y a sus dos hijos, de 18 y doce a√Īos.

Hab√≠a cumplido 22 de los 25 a√Īos que como m√°ximo puede pasar en la c√°rcel seg√ļn el c√≥digo vigente. En la actualidad, se encontraba en r√©gimen de tercer grado y cumpl√≠a su pena en el m√≥dulo del centro penitenciario donde se encuentran los presos en r√©gimen de semilibertad. Sal√≠a de la prisi√≥n cada dos fines de semana.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!