El presidente de EE.UU. defiende por primera vez una «solución de dos estados» para Israel y Palestina

Donald Trump siempre ha presumido de que lograr es su gran especialidad. Cuando llegó a la presidencia de EE.UU. no descartó en conseguir el que ha llamado en ocasiones «El acuerdo del siglo»: la paz entre israelíes y palestinos. Ayer, por primera vez desde su llegada al poder, defendió «una solución de dos estados» como la más apropiada para alcanzar la paz y la convivencia en la región. «Es lo que funcionaría mejor, esa es mi impresión», dijo tras un breve encuentro con el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu.

Trump también aseguró que tiene intención de presentar un plan de paz para Israel y Palestina dentro de dos o tres meses. La elaboración de un marco de negociación para acabar con el conflicto fue una de los encargos que Trump dio a su yerno y asesor en la Casa Blanca, Jared Kushner, de confesión judía y muy vinculado a Israel.

Hasta ahora, sin embargo, la política de la Administración Trump sobre Israel y Palestina parece que solo ha alejado cualquier posibilidad de acuerdo. Sobre todo, por el traslado de la embajada de EE.UU. en Israel de Tel Aviv a Jerusalén, ciudad cuyo estatus disputan tanto israelíes como palestinos. La decisión fue entendida por los palestinos como una afrenta y la Autoridad Palestina suspendió sus relaciones con Washington. La semana pasada, el Gobierno de EE.UU. decidió cerrar la oficina diplomática de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) en Washington por la negativa de la Autoridad Palestina a entrar en negociaciones auspiciadas por EE.UU.

Trump, que ayer calificó el acuerdo como «un sueño que me gustaría cumplir antes de acabar mi primer mandato», ve el traslado de la representación diplomática como un engrase de las negociaciones. «Israel ahora tiene una ficha, una grande», dijo sobre la embajada en Jerusalén.«Ahora eso está fuera del tablero. Lo que significa que Israel tendrá que hacer algo bueno para la otra parte».

Hoy intervendrá ante la Asamblea General, Mahmud Abbas, el presidente de la Autoridad Palestina, que no perderá la oportunidad de valorar el cambio de posición de Trump.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!