El preocupante estado de salud de Michiko, la emperatriz más querida de Japón

Michiko, la madre de Naruhito y actual emperador de Japón, no está atravesando un buen momento de salud. La Agencia de la Casa Imperial informó el pasado lunes sobre unas anomalías en sus válvulas cardiacas. Para que el problema no vaya a más y aunque la emperatriz se encuentra mucho más tranquila desde que su marido, Akihito, dejó el trono en manos de su hijo, los médicos le han recomendado que siga reduciendo la intensidad en su agenda pública.

Naruhito junto a su padre, Akihito, y su madre, Michiko – Gtres

Desde hace varios meses, Michiko presenta dificultades a la hora de respirar, sin embargo se pensaba que la causa se derivada de su avanzada edad y por ello en su día no se le dio la debida importancia que requería. Sin embargo, llegó un momento en el que el aspecto de la emperatriz llegó a alarmar a los médicos y le realizaron un análisis de sangre y un examen cardiaco más exhaustivo a principios de junio, donde finalmente se encontraron esas anomalías atrioventiculares. Los médicos han comunicado que sus síntomas son relativamente leves. Por ello, de momento no tendrá que someterse a ninguna operación para erradicar estos problemas.

Las anomalías cardiovasculares no serían las únicas complicaciones en la salud de la emperatriz, pues desde hace ya un tiempo sufre también problemas gastrointestinales. Se le diagnosticó una isquemia de miocardio en 2015 y además padece cataratas. Un problema de falta de visión por la que se someterá a una intervención quirúrgica cuando vuelva de un viaje de tres días a Kioto con Akihito.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *